ESCUCHA RADIO MIL9
ESCUCHA RADIO MIL9
domingo 16 junio 2024
12.1 C
Venado Tuerto
InicioDestacadasUn venadense rememoró la historia de “La Biblio” y sorprendió a más...

Un venadense rememoró la historia de “La Biblio” y sorprendió a más de uno

(PR/Giuliana Ghignone) Una vez más la faceta deportiva de la biblioteca Florentino Ameghino dio que hablar, esta vez fue un joven músico venadense apodado @qkarda en instagram, quien  compartió en su cuenta la historia que llegó a cientos de personas y cosechó miles de comentarios. 

“En 1984 un grupo de pibes de Venado Tuerto decidieron armar un equipo de fútbol y afiliarse a la AFA”, así empieza la breve reseña donde el joven plasmó en pocos minutos una etapa de esta biblioteca popular que llevó adelante una propuesta única en el país. 

Fiel a su estilo, @qkarda definió esta historia como “la barrabrava que cantaba poesía” y resaltó cuestiones como la vestimenta de los jugadores, quienes llevaban como uniforme camisa roja y amarilla con bolsillo, pantalones multicolores, medias con pompones y el arquero vestía un frac. Fueron ganadores de torneos en 1987 y 1988, y por supuesto la hinchada que alentaba con canciones de Serrat y Silvio Rodriguez.

Rápidamente los comentarios en sus redes, aparecieron dando fe de esta historia y recordando a los integrantes del equipo, así como también el propósito que los llevó a “meter la pelota en los estantes de los libros y bajar los libros a la cancha”, como cuenta uno sus protagonistas en el libro “La Biblio, esa historia” de Marcelo Sevilla. “Lo que más se valora es el propósito del club que se origina para hacer que la biblioteca vuelva a tener relevancia y el espíritu de rebeldía a la par que el altruismo que se generaba alrededor”, expresó un usuario.

Por su parte, Sevilla explicó durante la Feria del Libro “el sentido de traer esta historia al presente era ver en qué punto nos puede hacer alguna pregunta para el hoy”.

“Las cosas se fueron dando con naturalidad. Teníamos, sentíamos, una sensibilidad que reconocía en los libros una herramienta fundamental para expandir las propias potencias y para entender mejor el mundo que te rodea. Iniciamos ese camino de gestación que también fue de aprendizaje, de crecimiento. Con mucho de intuición, pero con la disposición a que esos universos, el de la calle y el de los libros, se pueden reconocer y enriquecer mutuamente. En ese contexto de ideas es que se explica el fútbol como una actividad más. Aunque surgió espontáneamente, fruto de picados que hacíamos en el patio los fines de semana, después de algún asado, en medio del trabajo de pintar, catalogar, limpiar, etc. Se armó un equipo que representaba a “La Biblio” (Actual Biblioteca Florentino Ameghino) para un torneo comercial. Allá fuimos con lo que éramos y con lo que teníamos, guitarras, disfraces, banderas con poemas. Confirmamos rápidamente que el fútbol, masivo, heterogéneo, multiplicador, podía ser una formidable y feliz excusa para que más gente se vinculara con los libros, y la biblioteca abriera de par en par sus puertas, se expandiera para afuera”, contó Sevilla al medio La Capital. Agregando también que “se recuerda a la Biblio, sobre todo en nuestra zona, como un proyecto puramente deportivo. Sin embargo, a nivel nacional es reconocida por haber creado una de las primeras (sino la primera) facultad libre. La Biblio de aquellos años (1984-1996), fue pródiga en hechos y en manifestaciones. Desde arreglar los vidrios rotos de las ventanas hasta crear una Facultad Libre, para pensar y discutir, con originalidad y con docentes universitarios de primer nivel -de Buenos Aires, Córdoba, Rosario- los temas de la vida que en general no se abordan en las facultades tradicionales”.

Te puede interesar

TE PUEDE INTERESAR

No puedes copiar el contenido de esta página.