martes 29 noviembre 2022
23.8 C
Venado Tuerto
InicioVenado TuertoAgreden a personal de Tránsito durante operativos de control

Agreden a personal de Tránsito durante operativos de control

(Venado Tuerto) La Dirección de Tránsito de la Municipalidad de Venado Tuerto, con la colaboración de la Policía provincial, llevó adelante en la tarde del domingo un amplio operativo de control, con la intención de minimizar posibles desórdenes en la normal circulación que provocan algunos grupos en motovehículos. En rigor, todo comenzó el viernes, con un relevamiento frente a un conocido boliche bailable, en este caso con apoyo de los gendarmes.
El domingo, al término de la labor policial en los partidos de la Liga Venadense de Fútbol, junto a inspectores de Tránsito y otras dependencias, se montó un dispositivo para controlar, en particular, el uso del casco. El resultado: 75 motocicletas trasladadas al corralón en poco más de dos horas.
“Los motociclistas sin cascos eran detenidos en el puesto de control y las unidades derivadas al corralón. Casi el 80 por ciento de los motociclistas circulaba sin casco, lo que provocó desmanes, porque la gente quería zafar del control, entonces las motos quedaban encerradas por los operativos y querían esquivarlos dando marcha atrás o circulando por las veredas”, graficó el secretario de Gobierno, Rubén Paulinovich.
No fue el único incidente, porque un agente terminó atropellado y derivado a un sanatorio, y el mismo director de Tránsito, Daniel Virelaude, sufrió una fuerte contusión. Por este caso hubo un menor detenido.
“Corremos riesgos de que nuestros inspectores sean agredidos duramente, pero la gente debe tomar conciencia que hay que preservar cuestiones como el uso del casco. Además, necesitamos el compromiso de la Policía provincial, porque de ese modo nuestros inspectores pueden cumplir con su rol”, abundó Paulinovich, quien en todo momento destacó el manifiesto apoyo de los vecinos al accionar de los agentes.
El funcionario volvió a insistir en la imposibilidad de controlar varios puntos de la ciudad de forma simultánea. Por caso, se registró una colisión entre dos motos que “picaban” en el camino de acceso al Aeródromo. Para esa zona se determinó controlar junto a Seguridad Vial y colocar lomos de burro para neutralizar estas competencias irregulares.
“Hay chicos que están en estado de rebeldía y provocación, pero también padres que no toman conciencia del riesgo que se corre con este tipo de actitudes. El operativo del domingo no fue improvisado, sino coordinado con la Policía y elaborado estratégicamente”, ponderó el secretario de Gobierno, calificando de exitosa la medida a juzgar por el cambio de postura de algunos motociclistas.

Zonas conflictivas
Más adelante, Paulinovich describió las arterias y zonas conflictivas los domingos por la tarde, explicando que para cada sector se diseñará un esquema de control. También se analiza pavimentar algunos tramos del circuito municipal, permitiendo las picadas de motos con todas las condiciones de seguridad.
A su turno, Virelaude detalló que “con los recursos humanos disponibles, tanto de Tránsito como de las fuerzas policiales, armamos tres puestos simultáneos y otro móvil. Trabajaron once policías y 25 agentes de tránsito, con la colaboración de otras áreas municipales, hasta terminar todas las tareas administrativas”, remarcando luego que sin el apoyo policial “esto no se puede llevar a cabo”.
En la misma línea, puso de relieve la labor de los inspectores a su cargo. “Es importante que la ciudadanía entienda que nuestros hijos pueden divertirse sin poner en riesgo su vida y la de los demás”, argumentó.
El director confió que un grupo de motociclistas tuvo una actitud provocativa frente al Palacio Municipal, aunque en este caso hubo un trabajo preventivo que disipó cualquier incidente mayor.
“El tema no es más policías o más inspectores, sino la toma de conciencia de que tiene que haber una propuesta sustentable en el tiempo. El grupo que provoca estos desmanes debe tomar conciencia que hay que respetar las ordenanzas”, alertó Paulinovich, adelantando que habrá controles estrictos cada fin de semana.
Por último, el jefe de la Comisaría Segunda, Alberto Solís, informó que la fuerza policial participó “al efecto de resguardar la integridad física de los inspectores”, añadiendo que “después que nos desobligamos de las tareas en el fútbol o de otras que nos demande la jefatura, estamos en condiciones de armar un operativo y cubrir las expectativas de los agentes municipales”.

Te puede interesar