sábado 26 noviembre 2022
40.8 C
Venado Tuerto
InicioNacionalesBeatriz Baronio declaró en San Nicolás en juicio por delitos de lesa...

Beatriz Baronio declaró en San Nicolás en juicio por delitos de lesa humanidad

Concejo Deliberante de San Nicolás.

La hermana de Alberto y María Rosa (víctimas elortondences del terrorismo de Estado) llevó su reclamo ante la Justicia Federal en el marco de una lucha que no es ya individual, sino que se volvió colectiva. Dudas sobre el destino del hijo que María Rosa (La Gorda) llevaba en el vientre. El país mira lo que una parte de Elortondo aún se niega a ver.

 

San Nicolás/ Elortondo-  A fines de agosto el primer juicio por delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura en San Nicolás, se trasladó a la ciudad en la que se desarrollaron los hechos. La audiencia se realizó en el Concejo Deliberante nicoleño, donde se instaló el Tribunal Oral Federal N° 2 de Rosario para tomar declaración a cinco testigos. La jornada de ese martes estuvo cargada de emociones desde temprano. Si bien el mal clima planteó algunos inconvenientes a las actividades preparadas por la Mesa de la Memoria por la Justicia de San Nicolás, no fue obstáculo para que el aguante a los testigos y querellantes se realice. Militantes del Movimiento Evita, La Cámpora, Kolina, el PTS y una delegación del espacio Juicio y Castigo Rosario, encabezada por la murga La Memoriosa, bancaron con bombos, cantos, aplausos y abrazos, la entrada y salida de cada uno de los declarantes al improvisado tribunal. De esa jornada participó como testigo y querellante la vecina de Elortondo Beatriz Baronio, hermana de María Rosa (desaparecida junto a su pareja) y Carlos Alberto (asesinado junto a su compañera) víctimas de la represión ilegal que desplegó el estado totalitario de los años ’70.

 

Tres causas sobre una misma historia

El juicio reúne tres causas: el caso de la “Masacre de Juan B. Justo”, ocurrido en noviembre de 1976 -donde se juzgan los homicidios de Ana María del Carmen Granada y la pareja Amestoy Fettolini y sus hijos de cinco y tres años-;el caso de los Militantes de la JP-Montoneros desaparecidos en los barrios Trípoli, Don Bosco y Santa Rosa, ocurrido entre abril y mayo de 1977 -se juzgan los homicidios de María Regina Spotti, María Rosa Baronio, Eduardo Luis Reale, Horacio Arístides Martínez, María Cristina Alvira y Raquel Rosa Alvira-; y el caso Mastroberardino, ocurrido en abril de 1977 -donde se juzga el secuestro de José Emilio Mastroberardino locatario de la casa donde vivían el matrimonio de los militantes Almada-Spotti y su hijos Víctor y Martín-.

Los acusados son el coronel retirado Manuel Fernando Saint Amant, en aquel entonces jefe del Area Militar 132 y del Batallón de Ingenieros 101 de San Nicolás; el coronel retirado Antonio Federico Bossié, jefe de Operaciones de la zona, y el comandante general retirado de la Policía Federal, Jorge Muñoz.

 

Secuestro en barrio Don Bosco

Cinco testigos declararon ese martes, tres por la mañana y dos por la tarde. El primero de ellos fue Beatriz Baronio, hermana de María Rosa y cuñada de Eduardo Reale, desaparecidos el 4 de mayo de 1977. Beatriz, quien tenía 15 años cunado sucedieron los hechos,