lunes 5 diciembre 2022
32.1 C
Venado Tuerto
InicioPateando el TableroContra todos los pronósticos, el sol volvió a salir después del 18-A

Contra todos los pronósticos, el sol volvió a salir después del 18-A

Vuelta del perro cacerolero. El tuerto venado movilizado.

(Venado Tuerto) Los fanáticos del apocalipsis K, aseguraron a lo largo de los últimos días que tras el “autoconvocado” 18-A, esta vez con reconocida ayuda de partidos políticos opositores, iban a temblar los cimientos de la Casa Rosada, y la presidenta Cristina Fernández y todo su gabinete saldría corriendo como rata, o volando como murciélago (o De la Rúa).

Lo cierto es que las movilizaciones en todo el país, y principalmente en el tuerto venado, volvieron a mostrar los mismos rostros. Nuestra siempre antipática clase media que en la crisis de 2001 abolló cacerolas y a duras penas sobrevivió, en gran medida gracias a las políticas implementadas por las administraciones K de Néstor Kirchner primero y Cristina Fernández después, decidió que lo logrado no alcanza, y hoy pide que no sea tocada su reconstituida economía. Con solo ver una galería de fotos de los presentes en la marcha del 18-A del tuerto venado se puede detectar que entre los 1500 y 2000 manifestantes, pocos tenían que ver con el pueblo (a pesar que El Informe se encargó de incluir en tapa la palabreja “popular”), y muchos con distintas redituables actividades económicas (comerciantes, empresarios, profesionales, campesinos).

El otro dato saliente de la vuelta del perro que los anti K protagonizaron este jueves por la noche en la otrora Esmeralda del Sur, fue la presencia de dirigentes políticos. Así formaron parte de la marcha el actor y dirigente radical Luis Brandoni (estaba en la ciudad para hacer una presentación teatral), los concejales Carlos Díaz Vélez (UCR), Fabián Vernetti (Socialista), Carlos Aldasoro y César Merino (PRO), y Liliana Rostom (Nuevo Horizonte, PJ anti K).

En lo que se refiere a pancartas se repitieron consignas vendidas con insistencia en las últimas semanas por TN, Clarín y La Nación: pedido de justicia independiente, corrupción K, reclamo de más seguridad, además de los ya comunes carteles destituyentes.

Es de destacar que la marcha se desarrolló en forma pacífica, más allá de algunos cánticos agresivos contra la investidura presidencial propalados por los jóvenes PRO y los integrantes del Ateneo Juvenil de la Sociedad Rural, al fin de cuentas “la misma mierda”, como se dice en el barrio.

Lo cierto es que pasó el 18-A, y el sol volvió a salir. Nada ha cambiado en el horizonte, “vuelve el pobre a su pobreza, vuelve el rico a sus riquezas, y el señor cura a sus misas”…

Pablo Salinas

foto gentileza Santiago Córdoba

Te puede interesar