ESCUCHA RADIO MIL9
ESCUCHA RADIO MIL9
sábado 18 mayo 2024
10.9 C
Venado Tuerto
InicioVenado TuertoDaniel Tonso, asesor económico del Credicoop analiza impacto de la inflación generado...

Daniel Tonso, asesor económico del Credicoop analiza impacto de la inflación generado por el anuncio devaluatorio de Cambiemos

daneil tonso(Lucas Paulinovich/Pablo Tomás Almena) La conformación del gabinete que acompañará el inicio del nuevo gobierno parece despejar las dudas previas sobre la orientación que adquirirá en materia económica. Desde el mínimo detalle de llamar ministro de Hacienda y Finanzas, en vez de apelar a la esfera de la economía, a Alfonso Prat Gay, habla de una estrategia definida que concuerda con las sospechas previas sobre el programa de Mauricio Macri, centrado en la valorización financiera por sobre el desarrollo productivo.

“Dentro del modelo vigente se subió la vara de muchas conquistas sociales a través de leyes muy difíciles de modificar. El Congreso va a tener mayoría de fuerzas opositoras. AUH, paritarias, jubilaciones serán difíciles que en lo inmediato se pueden destruir. Este gobierno, sin embargo, plantea un cambio de paradigma económico, una apertura a las importaciones, que van a hacer que las pymes tengan que competir con productos más baratos y, obviamente, van a tener más dificultades”, dice Daniel Tonso, asesor del Banco Credicoop e integrante del Partido Solidario, en conversación con PUEBLO Regional.

El Banco Central, donde ya se dijo se avanzará en el restablecimiento de su autonomía. Con Federico Sturzenegger al frente, el macrismo intentará vaciar de contenido político la cartera económica y reducirla a una simple discusión entre técnicos. El orden de las variables no siempre se corresponde con el beneficio de las mayorías.

“El Banco Central va a tener poca injerencia. Se va a plantear la reforma hacia 1992, donde el banco es custodio del dinero de las reservas pero no de intervenir en los créditos, que fue lo que se estableció con la modificación de los últimos años, que permitía financiarse con un costo menor”, define Tonso.

Devaluación gradual o los golpes

Una de las primeras decisiones que se esperan sea tomada por el nuevo equipo económico es la tan remanida devaluación. Ya comenzaron a circularon por medios de comunicación los funcionarios y allegados intentando bajarle gravedad a la idea. Plantean que no hay que temerle, que ninguna medida será tomada en contra de la gente, que se trata de correcciones técnicas. Sin embargo, cada decisión económica afecta actores concretos, entidades sociales específicas que, aunque no sean mencionados en los discursos, se representan o no, salen favorecidos o reciben los perjuicios de cada medida.

“Cuando hay una devaluación toda la pérdida de poder adquisitivo que tiene el peso respecto al dólar se traslada a los precios, tenga que ver o no con los insumos de los bienes que uno adquiere. Si un litro de leche vale 1 dólar y hoy está a 9,50, si el dólar pasa a valer 16 pesos, ese litro también. Eso implica una transferencia de los asalariados hacia aquellos que tienen el producto y exportan, porque el valor del dólar que van a obtener en pesos va a ser mayor. Esto se puede dar de forma gradual o con un shock, lo que impactaría ya que las paritarias están hechas y los salarios van a ir por detrás de ese crecimiento”, describe el columnista económico de Radio Ciudad.

El aumento de precios que impondría una espiral devaluatoria generará una respuesta social significativa. Es un proceso de transferencia brutal de ingresos que afecta fundamentalmente al pequeño ahorrista, al asalariado que vive diariamente con el dinero en el bolsillo: “cuando hay devaluación acarrea todos los precios para arriba, tengan que ver o no, porque evidentemente si un producto no tiene ningún componente en dólares no tiene por qué aumentar, pero lo que pasa es que hay un principio de prudencia y no quedarse atrás en la remarcación de precios, y como el mercado va a determinarlo, todo aquel que pueda sumarse a eso va a ir en un porcentaje muy parecido a la devaluación. El que tiene la plata en el bolsillo es el que pierde poder adquisitivo”.

Este marco en donde las definiciones comienzan a cristalizarse y aparecen los verdaderos rostros que durante la campaña fueron maquillados con promesas grandilocuentes y propuestas mágicas, sugiere la necesidad de una nueva pregunta sobre cómo enfrentar esa situación: “hay que hacer una resistencia democrática desde los medios marcando los caminos que puede llegar a tomar y evaluando las variables día a día, mostrándole a la gente qué es lo que está pasando y hacia dónde vamos, para construir una alternativa, tratar de no difundir miedo, sino explicar qué hay que proteger, no perder los logros obtenidos, que es un piso muy alto”, cierra Tonso (Foto: Cooperativamente).

Anuncios

Te puede interesar

TE PUEDE INTERESAR

No puedes copiar el contenido de esta página.