ESCUCHA RADIO MIL9
ESCUCHA RADIO MIL9
lunes 17 junio 2024
9.3 C
Venado Tuerto
InicioArteEl arte como terapia, una fusión cada vez más elegida en Venado...

El arte como terapia, una fusión cada vez más elegida en Venado Tuerto

(PR/Giuliana Ghignone) Mara Nauwelaerts es una artista plástica de Venado Tuerto que durante la pandemia descubrió el arte-terapia, una disciplina que propone bucear en la observación y reconocimiento de las emociones que atraviesan a cada persona.

«El encierro me motivó a sumar conocimientos, amo el arte y la psicología”, expresó Mara. «Aquí, siempre hay que tener en claro que en arte-terapia no buscamos un fin estético ni educativo, en ella se utilizan herramientas artísticas de distinta índole para poder expresar lo que está pasando a nivel emocional», agregó.

«Aquí no hay alumnos, sino participantes, ya sea de sesiones individuales o de talleres grupales”, explicó Nauwelaerts quien logró conjugar perfectamente sus pasiones para brindar a la comunidad una alternativa poco conocida en la ciudad.

Durante la sesión, la guía propone técnicas de relajación que permiten al participante la tranquilidad necesaria para conectarse con el momento presente. Luego, facilita distintos materiales para realizar una obra, como puede ser dibujo, pintura, collage o minidiario.

El o la participante se guiará por la intuición sabiendo que esta no es una búsqueda artística sino una herramienta terapéutica. Sobre el final de la sesión se favorece la elaboración verbal de todo lo que haya podido ver y sentir durante el proceso.

“El objetivo no es ‘encontrar soluciones’, sino relacionarse con lo que hay de una manera lo más auténtica posible para ir adquiriendo poco a poco recursos y así generar cambios a favor del bienestar y la salud”, resaltó la terapeuta, quien comentó que suelen recurrir a estas sesiones personas que no alcanzan a descubrir el origen de su malestar o que se encuentran trabadas en su proceso terapéutico con profesionales.

Así, a través de la pintura y escritura, Nauwelaerts acompaña a quienes no pueden encontrar las palabras que definan su malestar y estén dispuestos a un proceso de reconocimiento.

Cabe destacar que en ningún momento el facilitador hace análisis de la obra. La obra «habla» por sí misma y si el participante lo desea puede expresar lo que sintió, lo que descubrió en su proceso.

Te puede interesar

TE PUEDE INTERESAR

No puedes copiar el contenido de esta página.