ESCUCHA RADIO MIL9
ESCUCHA RADIO MIL9
lunes 17 junio 2024
9.3 C
Venado Tuerto
InicioVenado TuertoEl fileteado, un arte bien porteño con un digno heredero en el...

El fileteado, un arte bien porteño con un digno heredero en el sur santafesino

El fileteado es un arte, un estilo de pintar y dibujar típicamente porteño. Se caracteriza por líneas que se convierten en espirales, colores fuertes, el uso recurrente de la simetría, efectos tridimensionales mediante sombras y perspectivas, y un uso sobrecargado de la superficie. Esa sería la definición oficial pero existe una realidad. Quedan muy pocos en la Argentina y menos aún en el sur santafesino. El fileteador Sergio Strafella es uno de los pocos en la provincia y quizás sea el único del departamento General López.

Strafella, de 59 años, comenzó a dibujar en Venado Tuerto a los 6 años y luego desarrolló la técnica del fileteado como pocos y aún sigue, para los amigos o por encargos especiales, despuntando el hobbie del fileteado. Profesionalmente dejó de hacerlo en la década del 90 pero siempre encuentra la excusa para para seguir practicando algo que lo apasiona y que «le quita presiones y estrés»

Strafella comentó que los inicios como dibujante fue «en la escuela primaria acá en Venado haciendo los pergaminos para todos los chicos de la escuela. No surgió de nadie especial esta vocación y pasión por el dibujo sino que lo hice por mis propios medios y aprendí del mismo modo. Mientras la mayoría de los chicos se dedicaban a lo que se dedica la mayoría que es jugar a la pelota u otro entretenimiento, yo me dedicaba a dibujar».

Los fileteadores tuvieron un auge fundamental en las décadas de 1960, 70 y hasta 80 aunque es una práctica que viene de los inmigrantes españoles o italianos fundamentalmente. Son los de la primera corriente inmigratoria de la primera guerra mundial y también de la segunda. No obstante a esta altura se podría decir que es algo muy identificado con lo porteño, con el arrabal.

«Al pintor que decoraba los carros se lo llamaba fileteador, pues realizaba el trabajo con pinceles de pelo largo o pinceles para filetear. Esta es una palabra derivada del latín filum, que significa hilo o borde de una moldura, refiriéndose en arte a una línea fina que sirve de ornamento», sostiene la biblioteca virtual Wikipedia que alimentan los propios internautas.

El desarrollo de esta técnica se dio en Buenos Aires; en las zona de los mercados de Abasto o en el ámbito del transporte donde miles de colectivos, camiones, carros o chatas eran decorada a placer del propietario. Actualmente muchas murgas porteñas utilizan a los fileteadores para decorar sus bombos con leyendas o dibujos alusivos que generalmente suelen ser festivos o carnavalescos.

La técnica del fileteado -según Strafella- «ya no es más de vehículos como era antes sino que ahora es más de soporte. Es más de cuadros, de madera, de decorados artístico. De hecho en Buenos Aires hay muchos estudiantes y egresados de Bellas Artes que exponen sus trabajos con singular éxito. Viene un turista estadounidense, un europeo uno de distintas partes de nuestro continente y compran esa obra de arte a buen precio».

Pinceles

La clave para el buen desarrollo de un fileteador son los pinceles que utilizan y que tienen un costo demasiado elevado pero son verdaderamente efectivos. Capaces de realizar las más grandes piruetas sin perder el trazo, generalmente curvado, Strafella sostiene que «mis pinceles tienen algunos más de 30 años de uso. Eso si; los cuido como si fueran algo muy cercano a los afectos que en definitiva es eso. Cada pincel tiene una rica historia personal».

Ahora el empresario de la cartelería y además propietario de varias radios y un canal de televisión, Sergio Straffela, dice que «no lo hago más como mecanismo de vida sino que ahora lo hago por pedidos puntuales de conocidos u amigos directamente».

Su último trabajo fue para un amigo; el folclorista Yuyo González quien además es -al decir de Strafella- es el sucesor de Horacio «Pueblo» Guarany. De hecho una parte de la guitarra está fileteada de ese modo. La cara de Guarany y debajo la leyenda que dice; Yuyo, el sucesor.

 

 

Fuente: La Capital

Te puede interesar

TE PUEDE INTERESAR

No puedes copiar el contenido de esta página.