sábado 26 noviembre 2022
36 C
Venado Tuerto
InicioVenado TuertoEl nuevo edificio de Taco volvió a dividir aguas en el Concejo...

El nuevo edificio de Taco volvió a dividir aguas en el Concejo venadense

Sigue la polémica. Rostom quiere demoler el nuevo edificio de Taco.

– La construcción irregular del nuevo edificio de la megatienda Taco sigue generando polémica en Venado Tuerto, dado que tanto el Ejecutivo como el Concejo Deliberante no terminan de definir qué hacer.

El inconveniente es que la nueva edificación ocupa el ciento por ciento del lote, sin respetar el retiro de fondo estipulado por las normativas fijadas en el Código Urbano establecido a través del Plan de Desarrollo Territorial.

En los últimos días el abogado del comercio mantuvo una serie de reuniones con los ediles que integran la Comisión de Obras Públicas del Concejo Municipal, Roberto Meier (PS), Carlos Aldasoro (PRO) y Liliana Rostom (PJ).

Según trascendió el propietario del comercio estaría dispuesto a pagar una alta multa, incluso superior a lo estipulado por ordenanza (el doble), para que se haga una excepción y poder seguir adelante con el emprendimiento. De hecho se habría llegado a hablar de que en lugar de aportar en efectivo la sanción, se haga cargo de ejecutar alguna obra pública para la ciudad.

La que pateó el tablero fue Rostom, al asegurar que no queda otra alternativa que demoler el nuevo edificio, dado que una vez notificado de lo irregular de la construcción y ser clausurado el predio, el empresario violó la medida y siguió adelante con la obra.

Mi postura es demoler. Acá hay que destacar que él (el titular de Taco) estaba a tiempo para no hacer el edificio, ya que en su momento se presentó en el Concejo pidiendo la excepción y nosotros le dijimos que no se podía hacer, sin embargo continúo con la obra. Acá esta la gravedad de la situación, si no se hubiese hecho no lo tendríamos que demoler”, razonó la edila.

Para la concejala justicialista, se debe tomar la medida ejemplificadora de demoler la construcción irregular, porque “quienes somos representantes de la gente tenemos que hacer cosas duras para poder mantener la conducta. Nadie va a estar feliz por tener que demoler algo, pero es la única forma de que no vuelvan a suceder hechos así”, y remarcó: “No se puede resolver todo con dinero, sino el que tiene dinero pasa todos los semáforos en rojo y después paga todas las multas juntas y listo”.

Menos contundente fue su par del PRO, Carlos Aldasoro que acusó a Rostom de hacer declaraciones electoralistas, y aseguró que la propuesta de canjear el dinero de la posible multa por alguna obra pública, surgió de la concejala a partir de sus conocimientos como ex funcionaria del Ejecutivo municipal en el área de Servicios Públicos.

“Lo único que hicimos fue escuchar al abogado del comerciante, porque creo que como concejales, tenemos la obligación de escucharlo, nada más. No se había tomado ningún tipo de resolución”, aclaró el edil macrista, para luego reconocer que “cuando el público reaccionó negativamente a esta posibilidad (la de canjear la multa por obras para la ciudad), propuesta por Rostom, rápidamente ella dijo que había que cumplir con la ordenanza y demoler, desdiciéndose de lo que internamente pensaba” y concluir: “Realmente me molestan las declaraciones netamente electoralistas de la concejala Liliana Rostom”.