ESCUCHA RADIO MIL9
ESCUCHA RADIO MIL9
miércoles 22 mayo 2024
9.3 C
Venado Tuerto
InicioDestacadasGracias a la solidaridad, una familia de Arias puede seguir con el...

Gracias a la solidaridad, una familia de Arias puede seguir con el tratamiento oncológico de su hijo luego de que le robaran el auto

(PR/Giuliana Ghignone) Una familia de Arias fue víctima del robo de su automóvil mientras transitaba las últimas semanas del tratamiento oncológico de su hijo de 5 años en la ciudad de Córdoba. Sin embargo, gracias a la acción solidaria de vecinos y de una concesionaria local, ahora vuelven a tener un vehículo, algo que es fundamental para que lo puedan llevar al niño a realizar su terapia.

Desde hace 9 meses, Marcelo, Paula y su hijo Bruno llegaron a la ciudad de Córdoba para la atención médica del pequeño, quien tiene cáncer. Lamentablemente, la situación tomó un giro aún más desgarrador cuando días atrás les robaron el auto, su único medio de transporte, que estaba estacionado frente a la Fundación Soles donde se hospedan.

De acuerdo a lo que Marcelo contó a Telefé Córdoba, Bruno se encuentra en las última etapa y la posibilidad de volver a su casa para completar el tratamiento se vio comprometida por este robo. Además, explicó que tanto él como su esposa tuvieron que dejar sus trabajos para acompañar a su hijo por lo que la ayuda de sus vecinos fue clave para sobrellevar los gastos que la terapia implica.

Tras el hecho, la Fundación Un Tatuaje por una Sonrisa impulsó una campaña a través de las redes, en las que contó lo sucedido: «Amigos, tenemos nueva misión. Ellos son Marcelo y Paula, papás de Brunito, de la ciudad de Arias. Hace 9 meses llegaron a Córdoba para hacerle unos estudios a su hijo y desde ese día quedaron internados con el peor de los diagnósticos: un tumor en estado avanzado».

«Pero cuando pensaron que lo peor estaba ocurriendo, recibieron la gloriosa noticia de que en marzo era muy probable que regresaran a Arias. Anoche, lamentablemente, una vez más el destino les jugó una mala pasada. A la madrugada les robaron su Fiat Duna de la puerta de Soles, la casita donde están parando desde hace 9 meses. Cuando pensaron que estaba todo volviendo a la normalidad, el destino los agarró desprevenidos y los sumergió en una profunda tristeza», agregaron.

«Ya es hora de que esta familia empiece a sonreír, a disfrutar de ese guerrero que se llama Bruno y van a necesitar un auto para venir todos los meses a traerlo a los controles y nosotros le vamos a ayudar», cerraron.

Conmovidos con la noticia, las donaciones no se hicieron esperar y rápidamente lograron juntar 2,2 millones de pesos. A su vez, la concesionaria Ferez se sumó a la movida solidaria para poder entregarles, finalmente, un vehículo que le permita a esta familia poder pasar a una próxima etapa.

Anuncios

Te puede interesar

TE PUEDE INTERESAR

No puedes copiar el contenido de esta página.