lunes 28 noviembre 2022
31.6 C
Venado Tuerto
InicioRegionalesIncendios y medias verdades en Aarón Castellanos

Incendios y medias verdades en Aarón Castellanos

(Nota publicada en la edición papel de la segunda quincena de noviembre de PUEBLO Regional) ) Estar en política obliga a tener una importante cintura para ser mesurado y hasta críptico al hacer declaraciones. Cuanto más urticante es el tema, mayor es la obligación de medir las palabras. Cuando además los dichos de un político y funcionario se refieren a un hecho delictivo aumentan las restricciones, y las diferencias entre lo dicho con grabador encendido y lo comentado off de récord, son abismales.
Por si fuera poco, todo esto se potencia cuando los comentarios se hacen en una pequeña población, por aquello de “pueblo chico, infierno grande”.
Para tratar de conocer de primera mano el sentir de los pobladores de Aarón Castellanos tras la seguidilla de incendios del 26 de octubre, PUEBLO Regional recogió los comentarios de distintas figuras que, de una u otra forma, tienen alguna relación con este caso.
El hecho en cuestión fue el incendio intencional de dos alas del Colegio San Francisco Nº 1039, con la destrucción total del Jardín de Infantes, un área de depósitos y dos aulas para grados mayores. El mismo día, y pocos minutos después, a unos 200 metros del Colegio tomó fuego una vivienda deshabitada. Un tercer incendio, se produjo a las 96 horas, alrededor de las 20.30, como los otros dos, en una vivienda, también deshabitada, frente a la plaza pública, a escasos metros de la Sub Comisaría 8ª. Por estos hechos, hasta el momento, el único implicado es un adolescente de 14 años, que en sede policial, acompañado por su abuelo, confesó ser el autor de los incendios.
Un dato extra, y que le pone un condimento político a la historia, es que el incendio en el Jardín de Infantes y la primera vivienda, se produjo un día antes de las últimas elecciones generales. En Aarón Castellanos el comicio era para elegir presidente comunal, resultando ganador el actual mandatario Wualther Ramanzín.

Mesura política
“Este fue un acontecimiento que sorprendió a todo el pueblo, porque fue el día antes de las elecciones”, fue el comentario inicial de Ramanzín, diciendo sin decir, para luego recordar que la primera vivienda quemada pertenece a la abuela de su mujer. Otra coincidencia.
A renglón seguido, el funcionario explicó que ya se hicieron todas las gestiones para trabajar en la reconstrucción del edificio escolar, y aseguró que en 2014 se reiniciarán las clases sin inconvenientes en las aulas refaccionadas.
Sobre el adolescente que reconoció haber provocado los incendios, Ramanzín informó que está recibiendo atención psicológica y de la asistente social de la Comuna, con el respaldo de Minoridad y Familia de la provincia, y el apoyo de directivos y docentes de la escuela.
Vale destacar que el menor es alumno del Colegio incendiado, y nieto de un integrante de la Comisión Comunal que encabeza Ramanzín.
“Si realmente a esto lo hizo este chico, uno se siente hasta responsable por no haber detectado que necesitaba una atención especial. Somos partícipes todos de que este chico haya cometido este hecho: las maestras que tienen el trato diario tendrían que haberse dado cuenta que tiene un problema que no supimos darnos cuenta a tiempo. Este era un chico que nunca había venido a la psicóloga porque las maestras no lo habían derivado, y eso es lo que nos llama la atención”, planteó el jefe comunal.
Para el funcionario, en coincidencia con muchos vecinos del pueblo, el menor que se autoinculpó en el hecho “no pudo hacer todo este desastre solo. El fuego estuvo muy bien armado, en la escuela se armaron distintos focos de incendio. Hoy por hoy este chico se hace responsable, no sabemos si porque está amenazado o aterrorizado. Con el tratamiento psicológico esperemos que se anime a contar toda la verdad, o quizás esta es la verdad y el prendió solo los incendios. Esa es la duda que tiene todo el pueblo”.
La cercanía de los incendios con el acto eleccionario obligan a preguntar sobre la posible ligazón política entre los dos hechos: “Yo no creo que un político en lugar de construir vaya a destruir. No entra en mi cabeza de político que esto pueda tener un móvil de ese tipo”.
Sin embargo, Aarón Castellanos viene sufriendo una escalada de violencia política que incluye amenazas telefónicas al jefe comunal, y la destrucción del nicho en el Cementerio del pueblo, donde descansan los restos de una hija de 14 años de Ramanzín. En las calles del pueblo circula una versión muy fuerte sobre el accionar de una patota “de cagones”, según el dicho de varios vecinos, que podría estar implicada en estos hechos violentos. La paz pueblerina está rota. En las calles hay temor, bronca, desconsuelo y desconfianza. Todos saben una partecita de la verdad, pero nadie se anima a armar el rompecabezas.

Pablo Salinas

Te puede interesar