Joaquín Arbe, entre el atletismo, la familia y su oficio de albañil

 
Joaquín Arbe nació en la ciudad de Esquel el 25 de agosto de 1990. De chico, su mayor afición era el fútbol, pero por cuestiones de la vida se sumergió de lleno en el atletismo. Fue padre joven, junto con la atleta esquelense Alejandra Carinao, con quien tuvo tres hijos. A la par de las carreras, trabajó como albañil durante un tiempo, aunque actualmente cuenta con sponsors que lo ayudan a poder solventarse.
 
¿Cómo inició tu carrera en el atletismo?
 
Arranqué atletismo a los doce años en el Sargento Cabral. Mi profesora fue Vero Ramírez. Me sumé a los entrenamientos pero hacia fútbol también, asique tardé un año en hacer mi primera carrera; Todos los fines de semana jugaba, y me gustaba más.Me adapté a los dos deportes. A los trece hice mi primera carrera, en el Barrio Ceferino, donde vivo actualmente. Quedé en el segundo lugar, pero cruzar la meta y ganar una medalla, además de subir al podio, era algo muy lindo para mi.
 
Me gustó eso, de que podía competir y dependía solamente de mi. En fútbol era más complicado, entonces hice ese balance y opté por el atletismo. No sé si fue suerte, pero a los trece empecé a competir y a los catorce ya era campeón argentino de los cadetes.
 
¿Contaste con apoyo o incentivo de becas?
Tuve apoyo de Chubut Deportes, quienes me dieron una beca. Desde el municipio nunca tuve apoyo hasta el día de hoy. «Siempre tuve gente que me dio una mano… en mis comienzos no tenía la facilidad que tengo ahora, de tener una marca de indumentaria que tengo de sponsor». En un principio, iba a los comercios para pedir una mano.
 
«Mi sueño era poder ganar las carreras de mi provincia, representar a mi país en algún sudamericano y poder clasificar a unos juegos olímpicos»
 
Estamos a dos meses de cumplir con mi tercer sueño. Carreras importantes tuve varias, siempre quería subir al podio a nivel nacional y en el día de hoy tengo 45 medallas de oro, además de cuatro medallas sudamericano en distintas distancias.
 
¿Te imaginabas llegar a los juegos olímpicos?
 
Tenía expectativas, me tenía fe para el 2016 cuando se hizo en Río porque las marcas eran más accesibles. No pensé que me iba a salir en Buenos Aires, porque no hice preparación para maratón, más allá de que estuve 45 días en cachi. Tuve una contractura en el cuádriceps, y no pude hacer una suma de kilómetros para maratón. Sin embargo, salía a correr… «No le hice caso a mi entrenador, hice mi carrera para ver qué salía».
 
Aguanté hasta los últimos 6 kilómetros, y cuando el atleta al que yo seguía hizo cambio de ritmo en la autopista, me dijo que lo siga porque íbamos para la marca olímpica. Íbamos a 7 kilómetros, sabía que iba mas fuerte de lo que yo pensaba…
 
Se me cruzó por la cabeza un montón de momentos. Me tocó perderme el nacimiento de mi bebé, pero hacer el sacrificio de haberme ido a cachi, tuvo sus frutos.
¿Cómo haces para llevar a cabo tu carrera como atleta y a la par ejercer el oficio de albañil?
 
Trabajé desde los 16 años, porque no tenia una entrada para mantener a mi familia. Fui papá a esa edad, y paralelo a eso, trataba de entrenar lo mejor que se podía. Habían días que hacia doble turno, o uno… por ahí terminaba cansado y no hacía nada. Traté de sumar, siempre cuidándome físicamente.
 
Después de hacer las marcas para los juegos olímpicos, aparecieron sponsors que hasta el día de hoy me ayudan para estar más enfocados. No trabajé de albañil para llegar a fin de mes, sino que estoy trabajando para cumplir el sueño de que mi nene tenga una pieza.
 
Nunca pensé que el atletismo iba a ser mi trabajo. Los sponsors me ayudan a llegar a fin de mes y pagar las cuentas.. Me gusta cuando me nombran y dicen que soy de Esquel, es un orgullo.
 
¿Qué le dirías a aquellos jóvenes que buscan ser deportistas de alto rendimiento como vos?
 
Hace poco tiempo empecé con Adriana Kohler y Hugo Rodríguez una escuela de atletismo. Tenemos veinte nenes y algunos grandes. Los chicos siempre me preguntan cuánto tiempo van a tardar en competir a nivel nacional, aunque es un proceso que cuesta.
 
«Les digo que tienen que entrenar, no esperar a que pongan una fecha. Que el atletismo se vuelva algo del día a día y que tengan ganas de entrenar»
 
Actualmente no sabes para que entrenar, porque todo lo suspenden, pero hay que manutenerse en actividad ya que es bueno para la salud. Es meterle y no dejar de hacer deporte.
 
 
 
Fuente: Red43

banner_APÍ_moratoria_Animados_80_300x300

banner_APÍ_moratoria_Animados_80_300x300
   

Noticias Relacionadas