sábado 3 diciembre 2022
16.8 C
Venado Tuerto
InicioPateando el TableroJuan Alberto Vidal: Imposible de sostener

Juan Alberto Vidal: Imposible de sostener

Una investigación de PUEBLO Regional demuestra el rol “destacado” de Juan Alberto Vidal (actual secretario de Servicios Públicos de la Municipalidad de Venado Tuerto) como colaborador del Proceso de Reorganización Nacional: se reunió con Harguindeguy y Desimone en sendas oportunidades. Este último lo consideraba “un gran colaborador”. Y hasta cenó, junto a su esposa, con el genocida y dictador Jorge Rafael Videla ¿Con esta “foja de servicios” puede continuar formando parte de la gestión del progresista presidente del PJ santafesino José Freyre?

 

Venado Tuerto/Villa Cañás- Las últimas décadas de vida política venadense tuvieron como uno de sus protagonistas a Juan Alberto Vidal. Antes de ingresar a la función pública en la Municipalidad de Venado Tuerto de la mano de Roberto Scott, había tenido una experiencia concreta de gobierno al estar al frente de la intervención militar a la que fue sometida Villa Cañás a partir del 12 de junio de 1976, fecha en que Vidal quedó ungido en ese cargo. Quienes justifican la participación de comisionados interventores sostienen que, supuestamente, “no sabían lo que realmente ocurría”: terrorismo de Estado, genocidio y robo de bebés. Pero en el caso de Vidal resulta especialmente difícil aceptar aquella “otredad”, a la luz de lo que constituyó una verdadera ‘carrera ascendente’ dentro de las filas del Partido Militar: de comisionado Interventor de Villa Cañás pasó a ser subsecretario de Gobierno de la administración del gobernador cotraalmirante Rodolfo Luchetta. Aquello ocurrió en el mismísimo momento de la asunción de la Presidencia de la Nación del General Roberto Viola, el 29 de marzo de 1981. Vidal fue la mano derecha de quien fuera ministro de Gobierno de ese tramo de la intervención militar, Fernando Jorge López Sauqué. Su promoción a cargos de mayor responsabilidad plantean dos cuestiones: por un lado difícilmente Vidal podía ignorar lo que sucedía en torno a la represión ilegal y el terrorismo de Estado (la cartera de Gobierno tiene precisamente un contacto directo con las fuerzas se seguridad). Y segundo: esa ‘promoción’ premiaba determinadas lealtades y compromisos para con el Proceso de Reorganización Nacional y lo que este encarnaba. Pero existen más pruebas.        

 Freyre y su promesa de depurar el PJ

La intervención de Vidal en el proceso militar en Villa Cañás y el rol que ocupó como subsecretario de estado durante el gobierno de facto, nunca fueron evaluados como “relevantes” en Venado Tuerto. Y no tenían porqué serlo desde la mirada de la gestión que comenzó integrando: el ex intendente Roberto Scott poco tuvo de afín a la cuestión de los DDHH y sus organismos. El tiempo pasó y José Luis Freyre llegó a la Municipalidad de Venado Tuerto. Y, sea por herencia de la gestión de su padrino político (y suegro) o por convicción propia, mantuvo a su lado a Juan Alberto Vidal; al frente de la estratégica Secretaría de Servicios Públicos. Pero a partir de su asunción como titular del Partido Justicialista de la Provincia de Santa Fe fue el propio Freyre quien reinstaló el asunto Vidal en la agenda, al acceder públicamente al pedido de la agrupación HIJOS de expulsar del PJ santafesino a todos aquellos que estuvieran procesados por delitos de lesa humanidad.

Freyre fue más allá y asumió el compromiso de depurar al PJ, incluso de todos aquellos que hubieran cumplido algún rol institucional en los gobiernos de facto y en las intervenciones provinciales. Pese a aquello (que fue tapa del periódico Rosario 12) aún hoy, a más de un año, conserva a Juan Vidal en su gabinete. La explicación que dio públicamente sobre esta contradicción fue que “el PJ venadense ya había tratado el tema en su momento” (por cierto: no existen registros ni formales, ni en la memoria de ningún militante de la época, de que el PJ Venado Tuerto sea “pionera” en la defensa de los DDHH antes de la llegada de la política de Memoria, Juicio y Castigo instaurada en 2003. Más bien todo lo contrario). Más allá de si ello efectivamente fue o no así hay cosas que son insostenibles.

 Una imagen…

En nuestra última edición (PUEBLO Regional Nº113, marzo de 2013), en página 7; difundíamos un dato que sumaba otro elemento para esclarecer cuál fue el rol que cumplió el actual secretario de Servicios Públicos de la Municipalidad de Venado Tuerto, Juan Alberto Vidal, durante los años que duró la última dictadura militar.

Hoy presentamos la foto: el epígrafe que acompañaba la fotografía que fue tapa del periódico de Villa Cañás “El Orden”, el 6 de diciembre de 1980 explica la imagen: “el Presidente de la Nación, Teniente General (RE) Jorge Rafael Videla, junto a la señora Nidia Clivio de Vidal, el presidente comunal Doctor Juan Alberto Vidal, y el señor Gobernador de la Provincia de Santa Fe Vicealmirante (RE) Jorge Aníbal Desimoni, en el ágape ofrecido en las instalaciones del Lawn Tennis de la ciudad capital por el primer mandatario a las autoridades provinciales, miembros del gabinete, subsecretarios, la Curia, intendentes municipales de Santa Fe, Rosario, San Justo, San Cristóbal, Villa Ocampo y el Presidente Comunal de Villa Cañás, con lo que se distingue a nuestra localidad al ser la única representación comunal invitada a tan importante acto” (SIC).      

 Mil palabras…

En la edición del 15 de noviembre de 1980, el periódico “El Orden” de Villa Cañás difundió en página 3 una extensa entrevista realizada al por aquel entonces gobernador de la Provincia vicealmirante (RE) Jorge Aníbal Desimone. De aquel diálogo entre el periodista de aquella publicación local (muy afín a la intervención de Vidal a la comuna de Villa Cañás) y el gobernador que designó el proceso militar para esta provincia, Desimone; puede conocerse, en boca del propio funcionario militar, cuál fue el grado de colaboración de Juan Vidal con el proceso militar:  

El Orden: El Proceso nació en el área militar, por necesidades del momento, paulatinamente se han agregado civiles ¿Cómo evalúa esa participación?

Vicealmirante Desimone: Yo diría que en términos generales, muy buena. Además tenemos que estar agradecidos a un gran número de civiles que nos han acompañado: realmente lo han hecho con una verdadera vocación de servicio, fundamentalmente y sobre todo los intendentes, que son gente de los pueblos y ciudades donde están ejerciendo su función; lo están haciendo con mucho cariño y con gran espíritu de colaboración con el gobierno y con el proceso”(…).    

Al finalizar la entrevista, en los dos últimos párrafos, esa empatía queda plasmada:

“(…) El Orden: Queremos invitarlo para que concurra a Villa Cañás en los primeros meses del año próximo para habilitar una obra muy importante para nuestra comunidad: el ensanche del primer tramo de la ruta 94 y conjuntamente el edificio de la Comisaría VI de la Policía de Villa Cañás”.

Vicealmirante Desimone: “Voy a ir, pero les pido que me avisen con tiempo, para ajustar mi agenda; tengo ganas de ir, de estar con ustedes, así como estuve en el inicio de las obras; que el amigo Vidal me avise con tiempo, no de un día para el otro”.

El Orden: Quiero agradecerle la deferencia de este valioso tiempo que me ha brindado, a la par que lo invito a enviar un mensaje a nuestra comunidad.

Vicealmirante Desimone: “He tenido la suerte de contar con un colaborador local muy bueno, que ha respondido a las expectativas que teníamos nosotros para esa zona; de modo que mi mensaje es un deseo de felicidad para todos los habitantes de Villa Cañás y zona de influencia, y espero, Dios mediante, poder acompañarlos para la inauguración de esas obras que son tan importantes para ustedes”.

 Vidal se reunía con el articulador del genocidio: Eduardo Albano Harguindeguy

Si alguna duda queda respecto a la participación activa de adhesión y militancia de Vidal al proyecto de ocupación impulsado desde el Proceso de Reorganización Nacional, basta considerar las reuniones de “diálogo político” a las que asistió y que no eran otra cosa que el andamiaje civil para sostener la estructura de poder militar pensando en su consolidación y continuidad.     

En la edición del 21 de junio de 1980, el periódico El Orden de Villa Cañás (página 1) anuncia en uno de sus títulos de portada: “El Gral. Harguindeguy recibirá a Intendentes y Presidentes de Comuna”. Debajo y en letras de molde completa: “El Dr. Juan Alberto Vidal estará entre los asistentes”. En el cuerpo del artículo se profundizaba en el porqué de este tipo de reuniones: “Dentro del marco del diálogo político impuesto por el Gobierno Nacional, el Ministro del Interior general de división Eduardo Albano Harguindeguy recibirá a Intendentes y Presidentes de Comuna de todo el país. En la reunión serán analizadas las bases políticas de las Fuerzas Armadas para el Proceso de Reorganización Nacional, máxime si tenemos en cuenta el rol principal que tendrán los municipios al ponerse en marcha el tiempo político (…)”. Y agrega: “La reunión se celebrará en la Capital Federal entre el 24 y el 29 del corriente mes; la sede será el Centro Cultural General San Martín, contando con la presencia de 880 intendentes de todo el país, de los cuales 121 corresponden a la provincia de Buenos Aires, 100 a la provincia de Santa Fe y 659 a las restantes provincias y el Territorio Nacional de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur” (…). Esa intención de consolidar una estructura civil de dirigentes colaboracionistas que estuviesen a disposición y facilitando la continuidad del Proceso de Reorganización Nacional queda planteada expresamente: “Los intendentes serán los transmisores del pensamiento político de sus municipios, y la participación de la ciudadanía en el futuro esquema institucional argentino (…). No nos olvidemos además que el documento político de las fuerzas armadas establece que: a partir de las municipalidades se promoverá una intensa actividad cívica, a fin de instaurar una democracia representativa, republicana y federal, adecuada a la realidad y exigencia de evolución y progreso del pueblo argentino”.  

 Figuretti de los militares

Vidal no solo ocupó esos cargos de relevancia y asistió a esas reuniones selectas en “reconocimiento” de la actividad que, según el propio vicealmirante Desimone, realizaba “con mucho cariño y con gran espíritu de colaboración con el gobierno y con el proceso”; sino que fue el rostro civil de la dictadura en nuestra región. Su participación en cuestiones institucionales y de ceremonial así lo demuestra. Cada vez que la dictadura militar al frente del gobierno provincial realizaba algún acto de importancia en alguna localidad de la región allí estaba Juan Alberto Vidal. Muestra de ello es, por ejemplo, que el 28 de junio, en su portada, el semanario El Orden tituló “Juran la bandera los cadetes de la Escuela de Policía”. El texto que acompaña la secuencia fotográfica comienza reseñando: “En una emocionante ceremonia, acompañada por un desfile cívico-militar, los cadetes de la Escuela de Policía de la Provincia de Santa Fe juraron la bandera, el 20 de junio, en la localidad de Wheelwrigth”. En su segundo párrafo destaca: “Entre las autoridades presentes se encontraban el señor jefe de la policía de la provincia coronel Luis Edgardo Tula, el Jefe de la Policía del departamento General López, inspector general Luis A. Orssatti, el señor intendente de la municipalidad de Firmat, don Roque Vassalli, el Sr. Presidente Comunal de Villa Cañás Dr. Juan A. Vidal, representantes de las localidades vecinas y de la ciudad de Colón (…)”.