ESCUCHA RADIO MIL9
ESCUCHA RADIO MIL9
viernes 21 junio 2024
16 C
Venado Tuerto
InicioDestacadasLa encefalomielitis equina tuvo vacunación obligatoria hasta 2016

La encefalomielitis equina tuvo vacunación obligatoria hasta 2016

(PR) Mientras se espera la llegada de 300 mil dosis para hacer frente al brote de encefalomielitis equina que está afectando a varias provincias argentinas, entre ellas Santa Fe, se dieron conocer algunas características de esta enfermedad que tiene a maltraer a los productores.

El encargado de la oficina local del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), Marcelo Astigarraga, en diálogo con VerTV describió que “esta enfermedad apareció hace unas semanas en Corrientes y después se reportaron, con diagnóstico de laboratorio, algunos casos en provincia de Santa Fe”.

El funcionario puntualizó que “el último caso reportado oficial fue en 1988” y que “esta vacuna fue obligatoria para los caballos que transitaban de un punto a otro del territorio hasta 2016”, cuando se pasó a un estado facultativo en el que la potestad de inocular o no al equino era exclusiva del titular del animal.

En cuanto a esta reaparición de la enfermedad, Astigarraga contó que “se produjo por una migración que hizo el virus a través de aves silvestres que son picadas por mosquitos, que después contagian a otras aves, y al picar a los equinos se genera este mal”.

Los síntomas son: postración del animal infectado, depresión, incoordinación y está reportado un 30 por ciento de mortalidad.

«La enfermedad tiene un tratamiento sintomático. Ante alguna sospecha de que el animal está enfermo, su responsable debe avisar al Senasa para que, a través de los registros sanitarios, se notifique la casuística que está ocurriendo, hacer una geolocalización del predio y cantidad de animales afectados y, al mismo tiempo, tiene que notificar a su veterinario para que efectúe un tratamiento sintomático de la enfermedad”.

Para controlarla existe una vacuna, pero la disponibilidad fue superada por la demanda: “Desde Senasa se están haciendo todas las gestiones para que los dos laboratorios nacionales que están desarrollando este inmunizante vuelquen su mayor producción, mientras que otro laboratorio que la importa, la ingrese al país”.

La vacuna la debe gestionar personalmente el titular del o los caballos con su proveedor de productos veterinarios a través de una nota de pedido.

«La buena noticia es que están ingresando las primeras remesas, que serían de 300 mil dosis para hacer la primera aplicación”, explicó. “En algunos casos se hace una revacunación o refuerzo de dosis a los 30 o 60 días”, agregó.

Astigarraga remarcó que “esta enfermedad es potencialmente zoonótica, porque el mismo mosquito que afecta al caballo también puede picar al humano”. “Por eso una de las medidas de precaución es utilizar repelentes y en caso de mostrar alguna sintomatología como signos febriles, consultar al centro de salud o a su médico particular”, advirtió.

En la actualidad está prohibido el movimiento de equinos en las provincias afectadas y sólo se permite el traslado de caballos a faena a los frigoríficos.

“Las actividades se podrán retomar cuando los caballos que se vayan a movilizar tengan su vacunación y hayan pasado 15 días de la aplicación de la dosis”, concluyó el responsable local de Senasa.

Te puede interesar

TE PUEDE INTERESAR

No puedes copiar el contenido de esta página.