ESCUCHA RADIO MIL9
ESCUCHA RADIO MIL9
sábado 2 marzo 2024
19.9 C
Venado Tuerto
InicioHistorias de VidaMaggiolo: Cuarenta mujeres sueñan con crear su propia marca textil

Maggiolo: Cuarenta mujeres sueñan con crear su propia marca textil

(PR/Giuliana Ghignone) La cooperativa textil Confemag Ltda. está ubicada en la localidad de Maggiolo y es una de las más importantes del sur de la provincia de Santa Fe que se dedica a la fabricación y confección de prendas de trabajo para toda la región.

Hoy, a 50 años de creación (nació en 1973) 40 mujeres integran Confemag, generando empleo genuino y colaborando al movimiento económico del pueblo.

El equipo está conformado por mujeres de todas las edades, algunas de ellas con más de 30 años de experiencia y otras que se incorporaron en el último tiempo tras recibir la capacitación adecuada.

«Lo que se hace acá es el armado de la prenda; tenemos proveedores que nos traen los cortes de una bombacha de campo, por ejemplo, y nosotras unimos todo. El trabajo consiste en marcar, hacer pinzas, pegar cierres, surfilar bolsillos, confeccionar los puños, para tener así la prenda final», explicó la presidente de la Cooperativa, Luciana Laguna.
Divididas en dos turnos, las costureras arman pantalones cargo, bombachas, mamelucos, camisas y bermudas. En promedio, producen unos 6 mil artículos por mes. «Es muy emocionante cuando te cuentan que pueden comprarse una heladera porque tienen un sueldo a fin de mes», destacó Laguna.

Este proyecto significa una oportunidad de crecimiento para decenas de personas, el aprendizaje de un oficio les abre las puertas a una mejor calidad de vida, la pandemia fue un momento crítico para su actividad llegando a ver reducido el equipo a sólo nueve costureras, pero su fuerza de voluntad y el apoyo del gobierno local y provincial fue lo que les permitió superarse una vez más, capacitar a más personas y rearmarse como fuerza productiva.

«El mayor desafío que tenemos es que no decaiga la producción que venimos teniendo, dado que la cooperativa se mantiene en función a lo que produce. Desde hace tres meses la actividad se ha puesto difícil, a nuestros proveedores se les complica conseguir los insumos (telas, cierres y botones, entre otros) y los costos son muy elevados”, reconoció Luciana.

Pese a estas dificultades, los sueños siguen latiendo con fuerza y lejos de bajar los brazos, estas mujeres trabajan en un proyecto ambicioso, el de tener «su propia marca». Por el momento, se encuentran con su primera prueba piloto que consiste en la producción de bombachas para adultos y niños, pantalones cargo y para trabajo. Mientras tanto, aprovechan para investigar otro tipo de telas que les permita sumar una nueva línea de productos.

«Que no nos digan que no se puede, porque con trabajo, compañerismo, dedicación y amor por lo que se hace todo es posible”, celebraron las costureras.

Te puede interesar

TE PUEDE INTERESAR