ESCUCHA RADIO MIL9
ESCUCHA RADIO MIL9
lunes 22 abril 2024
17.8 C
Venado Tuerto
InicioDestacadasMartín Bonadeo: “Ahora comenzó un proceso de sustitución de comidas”

Martín Bonadeo: “Ahora comenzó un proceso de sustitución de comidas”

La crisis cambiaria de mediados de mayo, como era de esperar, ya empezó a tener sus efectos sobre los precios constantes y sonantes de los productos de consumo diario.

PUEBLO Regional consultó sobre el tema a Martín Bonadeo, uno de los propietarios del supermercado Muy Barato, quien informó que “hubo un movimiento en marzo de adecuación de precios generalizado, de un 4 a un 5 por ciento y después de la devaluación hubo un aumento variable de entre un 8 y un 12 por ciento sobre algunos productos, especialmente los que contienen harinas y sus derivados, por una suba importante que se produjo en el trigo que pasó de 3800 pesos la tonelada a casi 6 mil, entonces la bolsa de harina en el mayorista cuesta lo mismo que un quintal de trigo, es decir el canje sería 50 kilos de trigo por 100 de harina”.
El otro sector que se vio afectado por la devaluación es el de los productos importados cuyo incremento de precios fue similar al del dólar. En esta lista ingresan productos como atún, palmitos, ananás, champignones, todo enlatado.
“Lo que tuvo más impacto en el sector popular es el aumento de los derivados de la harina que fue de casi un 40 por ciento, y lo mismo con el aceite, porque al subir el precio de los cereales y al eliminarse las retenciones se van trasladando esos precios a sus derivados, entre ellos el girasol y el aceite”, explicó el supermercadista.
Para los sectores de menores recursos ya se pasó de la etapa de la primera a las segundas marcas, y ahora se comenzó un proceso de sustitución de alimentos.
“Ahora comenzó un proceso de sustitución de comidas, por ejemplo carne por fideos. Si no podés subir el precio del ticket tenés que sustituir, en principio se sustituye calidad nutricional, y después empieza a dejar de lado ciertos gustos o determinadas comidas”, evaluó Bonadeo.
Por otra parte, se está notando una tendencia a hacer compras más chicas, “la gente va y compra lo estrictamente necesario”, describió el empresario.
Para terminar el comerciante apuntó que “si te aumentan los precios de los productos y no se aumentan los salarios, con ese sueldo vas a tener que comprar menos productos o sustituirlos, eso se llama recesión y es un fenómeno conocido que la Argentina ya lo ha vivido y hacia allá vamos de nuevo”.

Te puede interesar

TE PUEDE INTERESAR

No puedes copiar el contenido de esta página.