ESCUCHA RADIO MIL9
ESCUCHA RADIO MIL9
lunes 22 julio 2024
18.7 C
Venado Tuerto
InicioDestacadas"Nuestro Terreno 3": La historia de Cami y Santi

«Nuestro Terreno 3»: La historia de Cami y Santi

(PR/RocíoGuzmán ) La historia de Cami y Santi, no escapa a la realidad que muchos venadenses sufren: la falta de terreno o vivienda propia. Después de mucho esperar, este martes salieron beneficiados con un terreno, del programa municipal “Nuestro Terreno 3”.

“Todas las noches me acostaba pidiéndole a Dios que nos ayude a conseguir nuestro terrenito y que nos de salud. Ese era uno de nuestros sueños”, contó Cami a Pueblo Regional.

“Apenas empecé el día me sentí extraña, una sensación que no sé cómo explicar. Este es el tercer sorteo en el que nos anotamos, en los otros dos no salimos, pero en este anoté a mi pareja y no puedo creer que salimos beneficiados”, expresó Camila emocionada hasta las lágrimas y más adelante agregó: “Dejé todo acomodado dónde vivimos para poder ir tranquilos al sorteo, que por cierto no íbamos asistir pero fuimos, algo nos llevó hasta el lugar…”, contó.

Según recordó la joven, desde que están en pareja con Santi siempre pedían por poder acceder a un terreno, aunque sabían que eran muy jóvenes y que en la situación económica que estamos era muy complicado alcanzar esa meta. “Nunca se nos dio en los primeros sorteos, pero tampoco nunca dejamos de confiar y jamás se nos cruzó por la cabeza rendirnos”, sostuvo.

Los jóvenes de 24 y 25 años, contaron que un tío maternos les dio lugar en su casa y hace un año que viven ahí con su pequeña. “Se nos vencía el contrato de alquiler y donde estábamos – teniendo una hija – no conseguíamos nada. Además que los alquileres estaban muy altos”, dijo.

Cami relató que al momento de escuchar el número que les habían asignado, tuvo muchos sentimientos encontrados. “Salían todos los 3 mil, y yo decía  ´ahora nos toca a nosotros´, hasta que escuché nuestro número y grité porque no podía creerlo. Fue una emoción inmensa, sólo quería abrazar a mi pareja y a mi hija, y llorar, porque se nos cumplió todo lo que estábamos esperando hace mucho tiempo”.

Y ahora, después de ese abrazo que quedó inmortalizado, sólo queda presentar la documentación pertinente y esperar que los llamen para firmar el boleto de compra y venta.

“Queremos construir un monoambiente aunque sea, como para arrancar, se que nos va a costar, porque es empezar desde abajo, pero lo hacemos con mucha felicidad porque por lo menos tenemos un terrenito que vamos a pagar. Y sé que muchas personas dicen que es en vano anotarse, pero a nosotros nos dió la posibilidad enorme de acceder a una tierra. Y eso es muy importante para un ciudadano que viene sin herencias”, expresó risueña.

Te puede interesar

TE PUEDE INTERESAR

No puedes copiar el contenido de esta página.