viernes 2 diciembre 2022
27.7 C
Venado Tuerto
InicioRegionalesPermisiva actitud judicial con presuntos narcos regionales

Permisiva actitud judicial con presuntos narcos regionales

Mientras los medios capitalinos afines a la oposición se encargan de machacar  sobre los males crecientes que provocará la reforma judicial impulsada por el Ejecutivo nacional, en la provincia de Santa Fe cada vez se acentúa más el descontento social contra la Justicia por los múltiples casos de presuntos narcos que recuperan la libertad casi en forma inmediata tras pagar una fianza que, por lo general, no hace mella en sus amplios ingresos.

En el arranque de esta semana, el diputado provincial Maximiliano Pullaro y Carlos Ascaíni, sindicado como uno de los principales narcotraficantes del sur santafesino, asistieron a la audiencia de constitución de querella que estaba convocada en el Juzgado provincial de Melincué a cargo del juez Leandro Martín. Si bien el imputado y el legislador estuvieron presentes en la audiencia, el magistrado resolvió un cuarto intermedio de quince días, debido a la inasistencia del defensor de Ascaíni.

En el mes de marzo Pullaro solicitó ser aceptado como querellante en la causa que lo tiene como víctima de amenazas y mensajes intimidantes por parte de Ascaíni, a quien el legislador venía denunciando en reiteradas oportunidades, incluso en el recinto de la Cámara de Diputados.

Al salir de la audiencia el Dr Leandro Corti, representante del diputado Pullaro, señaló: “La audiencia de constitución de querella fue diferida para dentro de 15 días, porque si bien se encontraba presente el imputado Ascaíni, su defensor no asistió. Por lo tanto el juez, con buen criterio la pospuso a fin de evitar eventuales nulidades del proceso”.

Asimismo Pullaro, quien decidió no hacer consideraciones respecto a su encuentro con Ascaíni, explicó las razones de la denuncia: “Me constituí como querellante porque quiero seguir activamente la causa, y para dejar en claro que queremos ir hasta las últimas consecuencias en esta pelea contra el narcotráfico”, y agregó, “lo que más me preocupa de Ascaíni es su pretensión de impunidad, no solo por las amenazas públicas, sino también por sus burlas respecto al cambio de azúcar por cocaína, y la intención de ridiculizar a la fiscal Liliana Bettiollo y al policía que lo detuvo. Ese tipo de actitudes resultan inadmisibles para una sociedad que necesita mirar al futuro con más optimismo”.

El diputado Pullaro también aprovechó la oportunidad para reconocer al procurador Jorge Barraguirre, “desde un inicio se ocupó del tema, lo cual es una actitud valiosa que ayuda al avance de la investigación”.

 

Un poco de historia

El 19 de diciembre pasado el diputado denunció que en el perfil de facebook de Ascaíni aparecía la frase «Maxi Pull, voy a ser tu grano en el culo el resto de tu vida». Para los abogados patrocinantes de la querella, Leandro Corti (ex Ministro) y Benjamín Gianetti, esos dichos son intimidatorios a la figura de Pullaro.

Anteriormente, el 5 de diciembre del año pasado y a través de un teléfono celular, Ascaíni colgó en facebook: «Feliz porque te echaron. Me tuviste en cana 6 meses, pero te echaron Liliana, estoy muy feliz», en referencia a la fiscal Liliana Bettiollo, quien fue desplazada de su cargo por la procuradora general de la Nación.

El 28 de noviembre, en tanto, el sindicado jefe narco del sur puso una foto de un paquete de azúcar y escribió: «feliz, jaja, la fiscal mandó a hacer la contraprueba de azúcar a Gendarmería, ahora dio más azúcar, jaja, ahora no llegó al 2 x ciento? si la cocaína se transforma en azúcar, la marihuana se transforma en yerba mate?, jaja, para cuándo la nulidad doc».

 

Burlas al jefe de la Brigada

El 16 de noviembre Ascaíni había puesto en su perfil: «Y Alejandro, que pasó, se terminó la suerte. No podés embagallar más gente», en referencia a Alejandro Druetta, quien el 8 de mayo de 2012 detuvo a Ascaíni en un operativo realizado en el cruce de las rutas 90 y 94, a la altura de la localidad de Chapuy. Entonces le encontraron en la guantera de su Audi A4 azul 1.168 gramos de un polvo blanco. También se encontró dentro del vehículo una pistola Browning calibre 9 milímetros con ocho balas y una en la recámara.

Para Pullaro, las amenazas se dieron dentro de un contexto y está claro que se encuadran en el artículo 149 bis del Código Penal (…será reprimido con prisión el que hiciere uso de amenazas para alarmar o amedrentar a una o más personas). Es por eso que el diputado solicitó la constitución como querellante, más aún teniendo en cuenta que el fiscal Juan Murray impulsó, con un requerimiento de instrucción positivo, la causa en diciembre pasado.

El legislador oriundo de Hughes fue una de las voces más críticas al accionar de las bandas narcos en el sur de la provincia. Entre sus acusaciones figuró siempre el nombre de Carlos Andrés Ascaíni (considerado el principal distribuidor del sur y vinculado al caso del ex jefe de la Policía Provincial, Hugo Tognoli), al que vinculó al tráfico de drogas en la ciudad de Villa Cañás y la región. Ascaíni fue detenido en un operativo antidrogas en el primer semestre del año pasado en un procedimiento que estuvo a cargo del jefe de la brigada antinarcóticos departamental, Alejandro Druetta. Pero algunos meses después fue liberado porque la pericia que se hizo sobre el poco más de un kilo de cocaína que se le secuestró arrojó que sólo un ínfimo porcentaje era droga y el resto era glucosa.

 

 

El Mele Reynoso libre otra vez

El diputado Maximiliano Pullaro, disparó contra la actuación del juez federal Carlos Vera Barros, quien dispuso una nueva excarcelación del reconocido narco de Venado Tuerto Carlos «Mele» Reynoso, quien fue detenido en el megaoperativo antidroga «Azúcar blanca» que se realizó en el sur de la provincia de Santa Fe, porque «no presenta peligrosidad procesal alguna».

«Los jueces federales de la circunscripción Rosario no están funcionando correctamente» y sumó, «un imputado es atrapado cuatro veces, una con siete kilos de drogas en su casa, y es dejado en libertad para que siga su actividad narcocriminal», enfatizó el legislador radical.

Pullaro subrayó que “Reynoso fue detenido cuatro veces como resultado de prolongadas labores investigativas. Se aportaron las pruebas, fundamentalmente la droga que fue secuestrada de su domicilio particular en dos oportunidades, las escuchas telefónicas, las filmaciones y testigos».

«Son cosas que nos indignan y nos duelen de la Justicia. Nosotros podemos estar comprometidos, podemos denunciar a estos tipos todas las veces que sea necesario, pero si en menos de un año los dejan en libertad cuatro veces, vamos mal», se lamentó el diputado.

Pullaro, recordó que a Reynoso se lo encontró con una importante cantidad de droga en su domicilio y «con cuadernos con anotaciones que decían que ganaba cincuenta mil pesos por semana».

«La verdad es que si después de esto lo dejan libre estamos peleando contra un monstruo que lamentablemente nunca lo vamos a poder vencer. Si los jueces federales no están espalda con espalda con la policía, con fuerzas de seguridad federales y la política de la región, se ha comprometido la lucha contra el narcotráfico», remató Pullaro.

Te puede interesar