sábado 3 diciembre 2022
27.7 C
Venado Tuerto
InicioVenado TuertoRed de gas venadense, el cuento de la buena pipa

Red de gas venadense, el cuento de la buena pipa

José Freyre junto a Julio de Vido.

Es interminable la cadena de excusas, evasivas y justificaciones que brindan los distintos implicados en el tendido de las redes de gas natural en Venado Tuerto para tratar de explicar las demoras constantes en la ejecución de la obra.

La principal concesionaria de la obra, Ingeniería Total, alega que es muy desordenado el pago de los vecinos, y eso hace que no pueda realizar los trabajos hasta que no está cancelado un alto porcentaje del costo de la red. En consecuencia, entre dimes y diretes los planes aprobados por Litoral Gas se van venciendo y la obra no se ejecuta.

El Municipio, por su parte, responsabiliza a la concesionaria por estas demoras, y asegura que en muchos casos tuvo que pagar por terrenos baldíos y luego salir a tratar de cobrar a los propietarios, cosa que no siempre lograría.

En esta línea, por ejemplo, la Municipalidad costeó la totalidad de la obra de red domiciliaria en el barrio Santa Fe, para que se hicieran las conexiones y ahora le está cobrando a cada vecino.

Al mismo tiempo, el Estado municipal plantea que no puede dar por caída la licitación por el mal trabajo que viene realizando Ingeniería Total, porque eso implicaría un parate total de las obras ya que la prestadora del servicio, Litoral Gas, no autoriza nuevos tendidos de redes, y la idea es que al menos se ejecuten los proyectos que ya tienen el visto bueno de la concesionaria nacional.

Todo esto tiene como marco general la situación límite en que se encuentran los actuales gasoductos y la demora en ejecutar nuevas obras, al punto que en la actualidad una parte de este fluido se importa de Bolivia.

En este punto, es necesario aclarar que las más perjudicadas son las clases humildes que viven en los barrios de la periferia, que dado su escaso poder de lobby sus reclamos no tienen la misma trascedencia que las quejas de los comerciantes por la inseguridad, o los ruralistas por el temor de que les aumenten el impuesto inmobiliario rural.

Desde el Municipio, el intendente José Luis Freyre dio su versión de los hechos: “La Municipalidad paga las redes troncales que van de punta a punta de la ciudad, y el vecino tiene que ir pagando la red domiciliaria. Esta red domiciliaria se va ejecutando en la medida que los vecinos van firmando y dando su aprobación a que pase la red”.

Sobre Ingeniería Total, el mandatario reconoció que “es una empresa que nos ha traído muchísimos dolores de cabeza porque demora las obras, hace un poco en cada lado y nunca termina de concretar”.

La cereza del postre la puso un comunicado de Litoral Gas a finales de 2010 informando que no se iban a hacer nuevas conexiones domiciliarias y empresariales hasta que no se amplíe el gasoducto a la altura de Chabás.

“Ahí empieza otra pelea de los municipios y comunas, con respaldo de la Nación y con la orfandad de la provincia que no brindó respuestas sobre este tema, para conseguir los casi 10 millones de pesos que se necesitan para hacer esa obra de ampliación”, describió Freyre.

Una de las alternativas que se presentó a Litoral Gas es conformar un consorcio entre Firmat, Chabás y otras comunas y municipios de la zona, con empresarios de Venado Tuerto para encarar la obra.

En la actualidad el problema más serio en Venado Tuerto se da en los barrios Santa Rosa y Villa Casey, caso sobre el cual el mandatario afirmó que “hay una enorme demora del contratista porque quiere que se le pague por adelantado las obras que tiene que hacer”.

En los últimos días, y a partir de una serie de protestas y reuniones en el Concejo Deliberante y presiones del Ejecutivo municipal, se logró que Ingeniería Total retome los trabajos en estos dos barrios. De todas formas siguen siendo muchos los hogares venadenses que tienen que afrontar cada invierno un inmenso gasto en gas envasado por este continuo tirarse la pelota entre los distintos implicados en el problema.

Te puede interesar