ESCUCHA RADIO MIL9
ESCUCHA RADIO MIL9
miércoles 24 abril 2024
13.9 C
Venado Tuerto
InicioDestacadasSe terminó la regulación y la yerba mate comenzó a aumentar de...

Se terminó la regulación y la yerba mate comenzó a aumentar de precio

(PR) La trillada frase “el mate se da sin pedir nada a cambio” comenzará a caer en desuso si la yerba mate sigue subiendo su precio.

Desde esta semana, tras 22 años, el Instituto de la Yerba Mate ya no fijará el valor que los productores reciben de las yerbateras que, a su vez, competirán en las góndolas de almacenes y supermercados.


La decisión está incluida en el DNU 70/2023 del presidente Javier Milei, y entró en vigencia al postular la eliminación de la potestad que tenía el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) para negociar y fijar los precios.

En las góndolas de supermercados venadenses el tema se vio reflejado rápidamente. En la mañana de hoy el kilo de yerba de la marca “Canarias” estaba a 8.200 pesos en el supermercado Disco, y en el mismo comercio el medio kilo de yerba “La Merced” costaba 3.850 pesos.


La tradicional yerba mate “Amanda” podía conseguirse a 1.900 pesos los 500 gramos y 4.150 el kilo; en tanto que la “Rosamonte”, en su versión de 1 kilo, costaba 5.050 pesos. Paralelamente, la “Playadito” de 1 kilo tiene en la actualidad un valor de 4.578 pesos.
Según los expertos, la desregulación no debería afectar los precios en las tiendas, al menos a corto plazo. Esto se debe a que el precio del paquete a la salida del molino ya fue ajustado durante la fuerte devaluación de diciembre pasado.

Lo que hacía el Instituto de la Yerba Mate era establecer los precios de referencia en defensa de las cooperativas de productores frente a las grandes industrias. Durante la zafra o cosecha garantizaba a las cooperativas de productores un valor que cubriera sus gastos mínimos y les dejara un margen de ganancias.


En principio, lo que hará la desregulación activada por el gobierno de Milei es darle más poder a las industrias para presionar a los productores con precios más bajos, de modo tal que las empresas puedan aumentar sus márgenes de ganancia pagando menos por la materia prima.

Cabe destacar que, a pesar de esos valores de referencia fijados por acuerdo de comercialización, el paquete de un kilo llegaba a las góndolas con un precio cuatro, cinco o más veces superior.

Te puede interesar

TE PUEDE INTERESAR

No puedes copiar el contenido de esta página.