ESCUCHA RADIO MIL9
ESCUCHA RADIO MIL9
martes 23 abril 2024
12.4 C
Venado Tuerto
InicioHistorias de VidaSeis años y 40.170 km. después, Caren y Cruz unieron Alaska con...

Seis años y 40.170 km. después, Caren y Cruz unieron Alaska con Ushuaia en bicicleta

El derrotero de Caren Peresón (34) y Cruz Scardellato Auer (36), dos abogados que en el 2016 decidieron darle a su vida una aventura para recordar y vaya si lo lograron; hicieron un viaje en bicicleta uniendo los extremos urbanos del planeta: Alaska con Ushuaia.

 

Cruz es nativo de Venado Tuerto y Caren de avellaneda provincia de Buenos Aires, se conocieron estudiando derecho en la Universidad Nacional del Litoral. Entre otras cosas les unía el amor por los viajes que realizaban como mochileros. El era empleado público y ella ejercía la profesión en un estudio jurídico.

 

Un día soñaron con conocer otras latitudes, otros climas, otras idiosincrasia y surgió el nombre de Alaska. La bicicleta fue para el proyecto, sin dudas, el medio mas barato y tranquilo para viajar conociendo y disfrutando de los lugares por los que pasarían.

 

Tomaron sus ahorros, y con un plan ligero, iniciaron el viaje que fueron documentando en sus redes sociales: “Viviendo el Camino” en Facebook y @viviendoelcamino en Instagram. Durante 6 años durmieron en su carpa, en iglesias y hasta en casas de familias generosas que los acogían. El sustento lo lograron con trabajo online, de contenido digital, fotografía y diseño gráfico.

 

18 DE ENERO: LO HICIMOS

 

El miércoles 18 de enero Caren y Cruz, cumplieron el cometido y así lo manifestaron en sus redes: “Tras 2434 días o 6 años, 7 meses y 28 días, y 40170 km pedaleados por 17 países, este viaje en bicicleta, que comenzó en el extremo norte del continente, se cierra en la ciudad más austral, Ushuaia”.

 

“Estamos felices, logramos cumplir con un sueño y cerramos una etapa hermosa, pero más lo estamos porque se cumplió con creces el objetivo que teníamos al iniciarla, la de vivir cada kilómetro de este recorrido, el mientras tanto, cada pueblo, cada país, cada familia, cada paisaje, cada momento”.

“Felices por haber superado cada obstáculo que nos hacía tambalear y dudar de este largo proyecto, más en estas épocas de récords, de inmediatez, de los planes a corto plazo, de tantas distracciones. Nunca fue sencillo, pero acá estamos, lo hicimos.

 

“Muchos pueden dar fe de que hemos escrito y dicho que lo más lindo de este viaje fue la gente, y lo volvemos a hacer. No sabemos que hubiera sido de esto sin esas más de 400 familias y miles de personas que nos apoyaron en estos años. Ya que lo que fue, fue maravilloso gracias a ellas”.

¿Y después? “Para después hay muchos planes, solo que aún no definimos cuál , pero ya habrá novedades”, prometieron.

 

LA OPCIÓN

 

En su relato los ciclistas recuerdan que mucho antes de que naciera la idea de recorrer el continente, la Ruta 40, la ruta más larga y escénica de Argentina, era la opción, “pero luego paso a ser el tramo final de este proyecto de Alaska a Ushuaia, la frutilla del postre como solíamos decir”.

 

También remarcan que “Si bien sumar kilómetros nunca fue el objetivo de este viaje (de ser así habría muchísimas fotos más como estas) y lo veníamos haciendo muy lento, siempre festejamos alcanzar mil km más por todo lo que vivimos y por el esfuerzo que siempre hay detrás”.

 

“Aunque en la Estepa Patagónica la cosa cambio. Así como hay muchos días donde el viento no te deja avanzar o muy poco, hay algunos donde sí y está a favor. Si le sumamos los días largos de verano, son oportunidades únicas de avanzar antes que otros días de viento imposible te estanquen nuevamente”.

“Así que ahora los kilómetros parecen llegar de golpe y en patota, y por lo pronto, su cantidad va de la mano con la cantidad de vivencias que te da esta forma de viaja”. FUENTE Viviendo en el Camino

 

 

 

 

Te puede interesar

TE PUEDE INTERESAR

No puedes copiar el contenido de esta página.