viernes 2 diciembre 2022
28.2 C
Venado Tuerto
InicioVenado TuertoVenado Tuerto dará tratamiento a los aceites vegetales usados

Venado Tuerto dará tratamiento a los aceites vegetales usados

En un encuentro celebrado en la Sala Antonio Garnier del Palacio Municipal, el intendente José Luis Freyre firmó un convenio con la Fundación de Investigaciones Energéticas y Medioambientales (FIEM), representada por su presidente, Gustavo Venesia, que permitirá incorporar a la ciudad en el Programa de Recolección de los Aceites Vegetales Usados (AVU). Este convenio tiene por finalidad implementar la recolección, almacenamiento, transporte, tratamiento y disposición final de los AVU, destinados a la producción de biodiesel en el ámbito de la provincia de Santa Fe, dando cumplimiento al mismo tiempo a la ordenanza local 4159/12. Participaron del encuentro, miembros del gabinete, representantes de entidades intermedias, comedores escolares y de cocina centralizada, como también comerciantes de los rubros hotelería, restaurantes, rotiserías y casas de comidas.

Durante el acto, el secretario de Desarrollo Productivo, Lorenzo Pérez, presentó el Programa de Recolección de AVU, los contenedores y las obleas identificatorias, y posteriormente, el director de ProgrECO (Programa de Reciclado de AVU), Juan Leguizamón, brindó a los asistentes una charla técnica explicativa sobre el sistema de recolección, su trazabilidad, la campaña de capacitación y concientización, recomendaciones respecto del tratamiento de los aceites y cómo se desarrollará la propuesta de trabajo. “Estamos organizando esta iniciativa para darle curso a una propuesta que permitirá que nuestra ciudad sea cada vez más sustentable y con mejor calidad de vida. La idea es que cada vez podamos sumar más adherentes a este proyecto, incluso las amas de casa”, manifestó Freyre durante la firma del convenio, destacando la presencia de empresarios gastronómicos y cámaras comerciales.

El convenio estipula el trabajo conjunto de las partes para la implementación del ProgrECO, con el objeto de formalizar el sistema de recolección de AVU para la elaboración de bioenergía y llevar a cabo las campañas de concientización necesarias. Además, las partes se comprometen a desarrollar como objetivos: capacitación y concientización; sistema de recolección; trazabilidad; e información vinculada a toda alteración al medio ambiente y la salud alimentaria por mal uso en las prácticas de frituras.

El sistema de recolección estará dirigido, en una primera etapa, a los grandes generadores, a los que se les otorgará un bidón para recolectar los AVU y una oblea identificatoria, coordinando con ellos la frecuencia de retiro de acuerdo a la actividad gastronómica. En cuanto a la trazabilidad, el objetivo es asistir y controlar toda la cadena del programa de reciclado, desde la generación hasta la disposición final, recolectando los AVU de acuerdo a las normativas requeridas para su transformación en bioenergía, gestionando en favor de la Municipalidad el correspondiente certificado de disposición final que otorgará la planta de tratamiento habilitada.

Asimismo, el Municipio podrá otorgar el certificado de disposición final a favor de cada generador, de acuerdo a los litros de AVU generados, recolectados y tratados y transformados en bioenergía.

En rueda de prensa, Lorenzo Pérez comentó que este convenio responde “a una ambición que tenía el intendente Freyre desde hace tiempo, como es ocuparnos del tratamiento de los aceites, recolectarlos y ver fundamentalmente qué productos se pueden derivar de los mismos”. El funcionario aclaró que “este proyecto tiene etapas”, puntualizando que el Municipio tendrá como responsabilidad la provisión de bidones para la recolección de los AVU, en tanto ProgrECO enviará un camión recolector con una frecuencia semanal, aunque la periodicidad será determinada más adelante por los mismos comercios. “Si este proyecto avanza, nuestra idea es tener una planta de almacenamiento local, y que abarque incluso a las localidades vecinas. Es decir que todos los AVU de la región se puedan destinar a la fabricación de biodiesel. Además, evitamos que vuelvan reciclados al mercado para consumo, lo cual es muy nocivo para la salud, y lo mismo si es derivado para fabricar alimento balanceado”, detalló Pérez.

En cuanto al modo de adhesión al programa, se elaborará un registro de comercios previamente visitados, y el adherente recibirá una oblea, un bidón (luego retirado) y un certificado que lo identificará como “entidad comercial preocupada por el medio ambiente”, aunque desde ya que este proceso tendrá un seguimiento acorde a las pautas que fija el programa. Por su parte, Venesia indicó que desde FIEM “impulsamos este proyecto en la provincia desde hace dos años, concientizando y logrando la adhesión de los poderes públicos. Comenzamos en Rosario y luego Rafaela y San Lorenzo, pero Venado Tuerto es para nosotros una ciudad muy importante”. “El mal uso del AVU causa muchos problemas. Tapa cañerías, se tira a la tierra y la contamina y lo que es peor: hay recolectores informales que se llevan el aceite de los generadores y le dan un mal destino, ya sea filtrándolo y agregándole aceite virgen para revenderlo en hogares humildes, con lo que esto implica para la salud; pero hay otros que lo usan en la elaboración de alimentos para animales como pollos o cerdos”, advirtió. En este sentido, FIEM “asegura el destino final de este desecho, generando energía, algo que falta en el país. El AVU es un insumo crítico para la elaboración de biocombustibles”.

Te puede interesar