ESCUCHA RADIO MIL9
ESCUCHA RADIO MIL9
sábado 13 julio 2024
1.6 C
Venado Tuerto
InicioDestacadasVenado Tuerto: prisión preventiva para los imputados por el robo a la...

Venado Tuerto: prisión preventiva para los imputados por el robo a la financiera, aunque sigue la investigación

(PR/Norma Migueles) Este martes, en dos audiencias desdobladas, se definió la situación legal de las cuatro personas que fueron detenidas el pasado 27 de junio en la localidad de Villada, tras protagonizar -horas antes- un audaz y violento asalto a una financiera ubicada en el centro de Venado Tuerto. A solicitud de la fiscal Andrea Cavallero, el juez de IPP Adrián Godoy, a través de un claro y conciso fundamento, ordenó la prisión preventiva ordinaria a tres hombres, mientras que a la mujer le concedió una morigeración y cumplirá el proceso en su domicilio por ser madre de cuatro niños -tres de ellos pequeños- previo pago de una fianza de 3 millones de pesos.

Las audiencias permitieron establecer parámetros de cómo sucedieron los hechos. A su vez, se conocieron las declaraciones de las víctimas, los testigos, los peritos de Criminalística, la policía y los médicos. Además, la mujer imputada en esta causa pidió declarar, lo que le valió el cambio de defensora.

A través de un testimonio, en el cual lloró y se mostró conmovida, aseguró que es una madre de familia amorosa y comprometida, que no trabajaba fuera de su casa, sino que se dedicaba a la crianza de sus hijos. Además, sostuvo que «no estaba al tanto de dónde iban», mientras que de lo ocurrido «me enteré después», argumentó. La mujer tiene domicilio en Arrecifes y los hombres en Rosario, siendo dos de ellos parientes.

En la audiencia también estuvo presente el esposo, quien trabaja como cerrajero y es el padre de tres de los cuatro niños.

Seis minutos de horror

La mujer figura como propietaria del automóvil Nissan Vectra, color azul, en la que se movilizaban los asaltantes y también era quien manejaba el vehículo cuando fueron detenidos por la policía en Villada. Según el registro de las cámaras de video vigilancia, el auto dio una vuelta previa de reconocimiento y luego se estacionó sobre calle Juan Bautista Alberdi, a metros de Cabral.

Posteriormente, se pudo ver a dos hombres dirigirse a Cabral y Rivadavia, allí tocaron timbre y al abrirles la puerta sorprendieron al propietario golpeándolo en la cabeza con un arma. El otro sujeto, en tanto, subió al primer piso donde estaba la mujer, también víctima el robo, exigiéndole «la plata», mientras su «compañero» seguía agrediendo a golpes al dueño de la financiera, hasta en que en un momento lo obligaron a subir bajo amenaza de que le iban a disparar a su esposa. Estando todos en el primer piso, siguieron exigiendo más dinero, incluso quisieron ahorcar al hombre con una bufanda.

A continuación, ambas víctimas fueron encerradas en el baño y los delincuentes huyeron rápidamente: todo demoró sólo seis minutos. Los vecinos, quienes habían escuchado gritos y golpes, llamaron a la policía y uno de ellos filmó a los dos sujetos cuando se retiraban de la casa, generando un registro importante para identificar a los delincuentes.

En cuánto al dinero que robaron, las víctimas dijeron que se habían llevado 3.460 dólares y 3.150.000 pesos.

El Escape

Tras salir de la casa, los delincuentes caminaron por Cabral hasta Juan Bautista Alberdi. En ese trayecto, uno de ellos realizó una llamada por celular (¿a un cómplice?), luego se subieron al auto Nissan, color azul, que los esperaba y escaparon a alta velocidad. Según se supo, salieron de la ciudad por Ruta Nacional 33, pero -una vez conocido el hecho- se emitió una alerta a las distintas reparticiones policiales. En consecuencia, al pasar por el cruce de las rutas 33 y 93, en Firmat, la cámara que identifica patentes los delató cuando el Nissan pasó con sentido a Villada.

En esa localidad, el Nissan fue alcanzado por un móvil del Comando Radioeléctrico de Firmat, que les dio la voz el alto, deteniéndose su marcha a unos 200 metros. Los sujetos se negaron a contestar las preguntas de los efectivos policiales y a revelar su identidad, tampoco se quisieron bajar del vehículo. En ese momento, los uniformados observaron que en el asiento trasero, dos de los ocupantes del auto se despojaron de la ropa que llevaban puesta.

Ahí mismo, fueron sacados del rodado y detenidos. Del interior del vehículo, y entre la ropa, encontraron casi 10 mil dólares, 3,2 millones de pesos y cinco celulares, de los cuales dos eran propiedad de la víctima. También hallaron ropa manchada con sangre. Cabe señalar que todos estos elementos fueron secuestrados.

La resolución

Tras escuchar durante casi cinco horas a las partes y el testimonio de la imputada, el juez Godoy consideró que estaban abastecidos los requisitos exigidos por el Código Procesal Penal para ordenar la prisión preventiva a los cuatro, considerándolos -según lo propuesto por la fiscal Cavallero- como co-autores del delito de «Robo doblemente agravado por el uso de arma no hallada y por cometerse en poblado y en banda».

El juez advirtió que el testimonio de la mujer, quien más allá de intentar exculparse diciendo que no sabía que ellos iban a cometer un robo, terminó ratificando la teoría de la fiscal sobre el hecho y la autoría de los imputados. De esta manera, el magistrado ordenó la prisión preventiva ordinaria para los cuatro con la morigeración domiciliaria para la mujer.

La «pata» local

La investigación continúa ya que, tal como lo deslizó el juez de IPP, «sería ingenuo pensar que tres personas con domicilio en la ciudad de Rosario y que se encontraban en Arrecifes, para volver a su ciudad desviaran por Venado Tuerto y de paso asaltaran una casa de cambio que, de hecho, no tiene identificación como tal». Con el fin de justificar esta declaración, «esto, sin dudas, lleva a pensar que hubo un cómplice o un entregador local».

Otro dato de interés proporcionado por la fiscal Cavallero fue que, cuando el robo se vio reflejado en distintos medios nacionales, recibió una llamada del comisario de Arrecifes, advirtiendo que la policía de esa ciudad estaba investigando a dos de los sujetos imputados por el delito de robo calificado y privación de la libertad, además, ambos tienen antecedentes condenatorios. Uno de ellos, incluso, fue personal de las fuerzas de seguridad.

Finalmente, quedaron en el aire dos dudas planteadas por el magistrado: «¿Por qué tomaron la ruta hacia Venado cuando hay una mas corta y directa desde Arrecifes a Rosario?», luego, Godoy manifestó: «En el auto viajaban tres desocupados y una tatuadora, quienes llevaban 10 mil dólares y más de 3 millones de pesos».

Te puede interesar

TE PUEDE INTERESAR

No puedes copiar el contenido de esta página.