sábado 3 diciembre 2022
18.1 C
Venado Tuerto
InicioVenado TuertoAlejandro Druetta, el policía que le puso “freno” a los narcos de...

Alejandro Druetta, el policía que le puso “freno” a los narcos de la región

Subcomisario Alejandro Druetta.

En mayo de 2012 el subcomisario Alejandro Druetta fue nombrado a cargo de la Brigada Operativa Departamental Nº 8, y a los pocos días realizó un resonante operativo en el que fue detenido un reconocido narco de la ciudad de Villa Cañás. A los pocos meses, otra vez el nombre de Druetta tomó notoriedad pública por otro procedimiento, esta vez en Firmat, en el que fue demorado otro pez gordo del negocio de las drogas. Sin embargo, el camino del “hombre fuerte” de la ex Drogas Peligrosas, también estuvo regado de espinas, con algunos cuestionamientos sobre su accionar, planteos desde el Poder Judicial y duras críticas de algún sector de la prensa.

Venado Tuerto- Desde su llegada a Venado Tuerto, Alejandro Druetta, marcó un vuelco en el accionar policial y dejó en claro que su trabajo al frente de la Brigada Operativa Departamental Nº 8 (ex Drogas Peligrosas) no iba a pasar desapercibido.

En una de sus primeras acciones en la región, a principios de mayo del año pasado, realizó un operativo en el que detuvo a un reconocido narco en Villa Cañás, y después dio otro golpe a los vendedores de droga del departamento, a mediados de año, con un procedimiento en Firmat donde cayó otro personaje de mal renombre en la zona.

Sin embargo, el accionar policial fue cuestionado por la justicia, por lo cual los dos narcos fueron liberados, y Druetta fue castigado con una investigación interna y estuvo varias semanas relevado de su cargo junto con su equipo de trabajo, por supuestas amenazas contra un funcionario judicial. Finalmente, todo se diluyó, y si bien nunca se esclareció de dónde habían surgido las amenazas telefónicas contra el fiscal Eduardo Lago, Druetta y su gente, con un importante respaldo político y social, pudo recuperar el cargo.

Hoy, que las aguas están más calmas, PUEBLO Regional entrevistó al “hombre fuerte” de la Brigada Operativa Departamental, que hasta el momento tiene la venia provincial y de los mandatarios comunales y municipales de la región para seguir trabajando.

Uno de los casos que provocó revuelo nacional fue el procedimiento de Firmat, donde Aldo César Orozco fue detenido con 4 kilogramos de drogas, que en un primer momento se consideró que era cocaína, pero que tras varias semanas de pericias y procedimiento judicial se informó que se trataba de glucosa con una mínima proporción de la sustancia narcótica, a la vez que se cuestionó la validez del procedimiento. Tiempo después, el juez que entiende en la causa respaldó el operativo encabezado por Druetta y permitió la continuidad de la investigación.

 

PUEBLO Regional- ¿Qué opina del fallo de la Cámara de Apelaciones que terminó confirmando el operativo de mediados de año que llevó a la detención de Aldo César Orozco en Firmat?

 

Alejandro Druetta– Para mí es una alegría porque a nosotros ese trabajo nos costó mucho sacrificio. Luego me costó el relevo del cargo, todo por derivaciones de ese caso puntual. Yo sabía que el procedimiento estaba bien hecho y no había nada fuera de la ley. Yo no tenía ninguna duda, pero no soy abogado ni juez, y no dispongo los conocimientos puntuales sobre las normas, y simplemente trabajé en base a lo que aprendí en 20 años de carrera policial.

 

PR- Le parece que este mismo patrón judicial puede reproducirse en los otros dos grandes operativos de resonancia que encabezó en la región, en Villa Cañás y Venado Tuerto, en cuanto a cuestionar la metodología policial aplicada.

AD– No puedo opinar mucho sobre lo que es la parte judicial, lo que hice fue en base a mis conocimientos de 20 años de trabajo policial. Estimo que lo que hicimos está bien hecho, porque nos remitimos estrictamente a lo que ordenan los códigos de procedimiento. A mi criterio lo que pasa es que en estos casos, los delincuentes tienen mayor poder económico, abogados que saben mucho de leyes y por todos los medios tratan de hacer caer el procedimiento. A veces se suman a opinar algunos sectores de la prensa y publican estrictamente lo que es la declaración del abogado del delincuente y lo dan por cierto y menosprecian el trabajo policial o los procedimientos que hacemos.

 

PR- ¿Su referencia a la prensa está dirigida al diario La Capital de Rosario, que viene haciendo un seguimiento intensivo de su accionar en la región?

AD– Particularmente hago referencia al diario La Capital que se preocupó mucho, particularmente los días domingos que más tirada tiene, con notas en las que se notaba una muy fuerte animosidad por informar todo lo que, a mi criterio, les pasaba el abogado defensor del delincuente que yo detuve. Además daba absolutamente por cierto todo lo que el delincuente quería que saliera a la luz pública, menospreciando totalmente el trabajo policial y el sacrificio de mi personal. Ahora que tres jueces de la Cámara de Apelaciones coincidieron en que el procedimiento estaba bien hecho, que el acta fue convalidada, sería interesante que la persona que informó, a mi criterio, con mala intención hacia mi personal diciendo que no sabíamos trabajar, que estaba viciado de nulidad el operativo, que obrábamos como patotas de la dictadura, sería interesante que ahora dedique todo ese espacio en el diario para rectificarse y reconocer que se habían equivocado. Si tres jueces consideran que estuvo bien hecho el procedimiento sería interesante que lo publiquen también.

 

PR- A veces da la impresión que hay cosas exageradas en los operativos antidroga que ha encabezado. Esto es por alguna limitación de procedimiento.

AD– No creo que sea así. Lo que se reflejó en las actas de procedimiento de la detención de Ascaini y Totola fue lo que realmente sucedió. No se inventó nada, las cosas se dieron de esa manera, con la detención de estas dos personas y el secuestro de estupefacientes en los dos casos. Puntualmente en la detención de Ascaini, más allá que me plantearon que no era creíble que lo habíamos encontrado en un camino rural, eso se dio así, y se plasmó en un acta. Se sumó a esto un allanamiento que, en esa oportunidad, se me autorizó, y se secuestró del domicilio de Ascaini una prensa hidráulica, drogas y demás elementos.

 

PR- ¿Qué sintió cuando se informó que el material secuestrado era glucosa y no droga?

AD– Yo sólo puedo hablar de cosas puntuales que puedo probar. Yo secuestré cocaína, de ahí en más no se que pudo haber ocurrido.

 

PR- En estos últimos tiempos surgió la versión de vincular los saqueos previos a Navidad con el narcotráfico. Puede haber una ligazón real en este sentido.

AD– Personalmente creo que estas bandas tienen poder de fuego y dinero, pero no creo que tengan relación con los saqueos en la provincia. Las bandas de narcotraficantes tratan de pasar desapercibidas, no les sirve el hecho de salir a la luz pública y hacer semejante lío, porque no les beneficia el negocio.

Te puede interesar