viernes 2 diciembre 2022
28.2 C
Venado Tuerto
InicioVenado TuertoCon altas multas buscan evitar “fiestas clandestinas” en Venado

Con altas multas buscan evitar “fiestas clandestinas” en Venado

Se terminó la joda. Buscan prohibir fiestas clandestinas.

A raíz de un fuerte reclamo de los propietarios de boliches, pubs y confiterías venadenses, el Departamento Ejecutivo Municipal, encabezado por el intendente José Luis Freyre decidió girar al Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza donde se establecen altas multas para los organizadores de “fiestas clandestinas”, que desde hace un tiempo se vienen desarrollando en quintas sin ningún tipo de autorización ni control oficial.

La gota que rebalsó el vaso fueron las celebraciones de fin de año, en las que tradicionalmente los principales boliches de la ciudad logran una importante recaudación, mientras que en este habrían sufrido notorias pérdidas.

La propuesta del Ejecutivo municipal apunta a la prohibición de “fiestas, bailes o cualquier otro tipo de espectáculos de características similares, con ingreso masivo de personas”.

 Una característica especial que tienen estas reuniones es que se accede mediante el pago de una entrada, tarjeta o vale por ingesta, o una contraseña, y generalmente no se conoce el lugar donde se llevará a cabo hasta último momento a través de las redes sociales, evitando de esta forma cualquier intento de clausura municipal.

En la normativa en estudio se establecen para “quienes organicen o sean responsables de la organización de estos eventos multas de entre 24.800 y 30.700 pesos, de acuerdo a la gravedad de la infracción, previéndose idéntica pena para los propietarios de los inmuebles”.

Al respecto, el intendente afirmó: “Queremos que nuestros jóvenes se diviertan, que pasen bien el verano, pero que sea de manera segura. En consecuencia, a los operativos de control de la diversión nocturna de los fines de semana, se sumará una legislación que nos permita intervenir, al Municipio y a todas las autoridades en general, porque son fiestas que ofrecen diversión sin ninguna medida de seguridad. No queremos que dos o tres lucren con esta modalidad sin la necesaria protección de la integridad de los chicos que asisten”.

Por otra parte, en defensa de los bolicheros, Freyre aseguró que estas “fiestas clandestinas” significan una competencia desleal y remarcó que “somos muy estrictos con los lugares de diversión nocturna, sean bares, pubs o boliches bailables, no solo en lo que se refiere a tributos, sino también a condiciones de seguridad que se exigen para que puedan funcionar; en cambio, las fiestas clandestinas se realizan en lugares sin ninguna observación de las normas y donde ingresan entre mil y 1.500 pibes”.

A renglón seguido, el intendente admitió que hasta ahora se usaba un sistema de control donde intervenía la Justicia y la Policía, apuntando a evitar que estos encuentros se concretaran, pero ante la reiteración de los mismos, se decidió endurecer las penas para los organizadores y también para los propietarios que alquilen o presten las quintas.

Te puede interesar