ESCUCHA RADIO MIL9
ESCUCHA RADIO MIL9
viernes 24 mayo 2024
8.2 C
Venado Tuerto
InicioDestacadasEl comedor venadense que en el 2023 empezó a recibir a jubilados

El comedor venadense que en el 2023 empezó a recibir a jubilados

(PR/Giuliana Ghignone) Los días en la vida de Azucena Ferreyra y Rubén transcurren con el noble propósito de ayudar a quienes los necesitan desesperadamente. Desde el 2004, mantienen en pie el comedor Ángel Azul en el barrio Alejandro Gutiérrez y hoy, a sus 60 años, preparan las viandas para más de 40 personas entre niños y jubilados.

“Yo siempre le digo a Dios que no me puedo enfermar porque hay mucha gente que me necesita”, cuenta «azu», como todos la conocen. Desde hace 3 meses, «abuelos» se sumaron los sábados al comedor con necesidad de un plato de comida pero también en busca de cariño y contención. “Hay una abuela que viene, nos ayuda a cocinar y después se lleva su vianda. Otro hombre grande que se siente cómodo y ya lo esperamos todos los días al menos para compartir un mate” cuentan entre risas.

“Es un momento muy difícil y hay muchas necesidades a las que dar respuestas” asegura Azucena quien además destaca la red solidaria que se ha ido gestando en la ciudad con el mismo fin por el que ella trabajó toda su vida.


“Ayudar nos da vida” expresa esta mujer que supo armar una gran familia con sus 3 hijos biológicos, dos adoptivos, su compañero de vida y 14 nietos. Por si quedaban dudas de lo grande que puede ser un corazón, hoy esta pareja vive con una niña de 10 años a quien adoptaron como nieta y a la que cuidan con amor y esmero.

Esa es la palabra, pareciera que ese es el secreto de su vida «amor». Aunque a veces la vida se pone difícil, la salud no acompaña y el dinero no sobra Rubén y Azucena aprendieron a buscar el lado positivo, a transformarlo todo en una nueva posibilidad y sobre todo a confiar en su fe.

Cada sábado esta familia cocina para decenas de personas con quienes a su vez comparten también talleres y charlas espirituales y asegura que el desamor en los niños es una de las principales carencias. “Hay muchos niños a los que les dan un celular y con eso lo entretienen”, agrega está activista social. No obstante, estan a la vista otros problemas como embarazos adolescentes a los que también tratan de acompañar.

La materia prima es lo que más necesitan principalmente carne vacuna o pollo “en el comedor yo trato de cocinarles todo tipo de comidas porque es su derecho no solo comida que se le da a los pobres, como guisos” explica la entrevistada al mismo tiempo que suma «a comienzos del ciclo lectivo se prepararon mochilas y utiles porque ellos tambien quieren tener sus cosas para empezar las clases”.

Sueña poder organizarles un viaje y compartir la experiencia de una vacaciones con todos ellos, quienes son parte de su familia.

Así, esta venadense pasa sus días buscándole la vuelta, pensando estrategias y diagramando actividades para cuidar de quienes más los necesitan con un corazón que parece no tener límites.

Anuncios

Te puede interesar

TE PUEDE INTERESAR

No puedes copiar el contenido de esta página.