ESCUCHA RADIO MIL9
ESCUCHA RADIO MIL9
martes 27 febrero 2024
27.7 C
Venado Tuerto
InicioVenado TuertoJuan Vidal, el invitado especial para cenar con el dictador Videla

Juan Vidal, el invitado especial para cenar con el dictador Videla

Hombre del proceso. Vidal compartiendo palco con funcionarios militares.

(Venado Tuerto/Villa Cañás)- El mate siempre preparado, su voz gastada, el diálogo ameno y campechano, y su sonrisa ladeada son las armas con que Juan Alberto Vidal, actual secretario de Servicios Públicos de la Municipalidad de Venado Tuerto, recibe a quien lo visita en su despacho oficial.

Difícil pensar que este hombre, que ya lleva cerca de dos décadas integrando gabinetes justicialistas en el Municipio venadense, tuvo el triste privilegio de cenar con el dictador Jorge Rafael Videla una aciaga noche de diciembre de 1980, cuando la sangre de las víctimas de la dictadura corría caliente por las alcantarillas de los centros clandestinos de detención.

El entonces presidente comunal de Villa Cañás, fue el único referente de una comuna “distinguido” con una invitación del “primer mandatario de la Nación” para un ágape con autoridades provinciales, miembros del gabinete, curia e intendentes de Santa Fe, Rosario, San Cristóbal, San Justo y Villa Ocampo, el 6 de diciembre de 1980.

El alto funcionario, por estatura y porque siempre ocupó cargos elevados en la función pública, era por esos días el presidente comunal de Villa Cañás. De hecho, el 12 de junio de 1976 “el comisario Jorge Avaller, jefe interino de la Regional VIII, Melincué, en nombre y representación del gobierno de la provincia, tomó el juramento de práctica al Dr. Juan Alberto Vidal, nuevo presidente comunal de Villa Cañás”, según un resumen de la publicación El Orden de esa localidad del sur santafesino.

Era tan aceitada su relación con las autoridades militares por esos días que el entonces gobernador, y con varias causas por crímenes de lesa humanidad a cuestas, vicealmirante Jorge Desimone, realizó periódicas visitas a Villa Cañás durante la administración de “El Flaco” Vidal, al igual que altos funcionarios del gabinete provincial.

De hecho, con el correr del tiempo el presidente comunal fue ocupando nuevos espacios, como el de delegado normalizador del Servicio para la Atención Médica de la Comunidad de Villa Cañás, por disposición de la Subsecretaría de Salud Pública de Santa Fe, el 25 de diciembre de 1976.

En su escalada dentro del orden militar, aún siendo un colaborador civil, el actual secretario de Servicios Públicos de José Luis Freyre en Venado Tuerto, asumió el cargo de subsecretario de Gobierno de la administración del gobernador contraalmirante Rodolfo Luchetta, tras el traspaso de mando en la Presidencia de la República, que el 29 de marzo de 1981 quedó en manos del general Roberto Viola. En este puesto, Vidal actuó como mano derecha del ministro de Gobierno en la intervención militar, Fernando Jorge López Sauqué.

En tiempos de democracia, y luego de pasear por varios escritorios provinciales, Juan Alberto Vidal llegó a la Municipalidad de Venado Tuerto, de la mano de Roberto Alcides Scott.

Del autoritarismo despiadado de los militares, Vidal pasaba a las bravuconadas de un intendente peronista especialista en atacar con su verborragia.

Para muestra basta un botón: “¿Usted ya fue querellado por la Liga de Defensa de los Derechos Humanos?”, le preguntaron en el diario La Capital de Rosario en diciembre de 2005 y la respuesta no se hizo esperar: “Sí, me parece que de Buenos Aires, Rosario y una querella vino de Santo Tomé. Ellos me amenazaron con quemar mi casa y dijeron que iban a venir en un camión hasta Venado. Les dije que me habían regalado dos pistolas 9 milímetros y que tenían 18 tiros cada una, con lo cual les comenté que errando mucho se podían volver en un remís”.

Vidal es la herencia que le dejó Roberto Scott a José Luis Freyre, en la actualidad jefe del PJ santafesino, quien en el comienzo de su gestión partidaria prometió a la agrupación HIJOS la depuración del peronismo de afiliados que hayan tenido vinculación con la dictadura.

Lo cierto es que “El Flaco” sigue en su escritorio. Sin embargo, ¿qué esconderá su sonrisa ladeada y la voz gastada para el diálogo campechano y ameno?.El mate está a punto, ¿pero quién se anima a tomarlo?

Esta nota forma parte de la edición en papel de PUEBLO Regional que por estos días se está distribuyendo en Venado Tuerto y la zona. El número está dedicado casi integramente a las víctimas de la última dictadura militar.

Te puede interesar

TE PUEDE INTERESAR