lunes 5 diciembre 2022
39.1 C
Venado Tuerto
InicioNacionalesLos dueños de TBA continúan sumando negocios con el Estado

Los dueños de TBA continúan sumando negocios con el Estado

El grupo Cirigliano creció con sus colectivos, todos pintados de rojo e identificados como Plaza. Ahora es investigado por su responsabilidad en la tragedia de Once, que protagonizó un tren de TBA, una de sus empresas. Pero ahí no acaban sus negocios con el Estado: son el principal proveedor de las computadoras que el Gobierno reparte entre los alumnos de escuelas primarias y secundarias. Y también le venden al fisco decodificadores de la TV digital.

Corporate Corp es una de las empresas del grupo Cirigliano. En 2010, a la compañía le adjudicaron la provisión de 250.000 netbooks escolares para el plan Conectar Igualdad. “La compañía resultó la mayor beneficiaria de esa licitación, obteniendo no solo el lote de importación sino también el lote de fabricación con ensamblado nacional de 88.000 netbooks”, detalla la empresa en su sitio Web.

Con los contratos para proveer las computadoras que se distribuyen en las escuela, los Cirigliano levantaron una planta en el barrio porteño de Belgrano. Y luego pensaron en otra más grande en el interior. Así, Claudio Cirigliano se paseó después de las últimas elecciones con el gobernador de Entre Ríos, Sergio Uribarri: el proyecto era levantar otra planta de Corporate Corp en Paraná . La firma tiene la explotación de la marca Ken Brown y posee Computer Depot, una cadena de venta de productos informáticos y computadoras.

Esta semana se abrieron los sobres de las ofertas para otras 400.000 netbooks. “El sector privado esperaba la realización de estas licitaciones, ya que según las estimaciones de la cámara que los agrupa (CAMOCA) las máquinas que requiere el plan representan el 35% de la producción nacional ”, difundió la agencia Télam . Aunque aún no se conoció el listado oficial de oferentes, en el sector aseguran que Corporate Corp está en ese grupo, junto a empresas como Lenovo, Exo, BGH o Conadir.

Antes de las muertes en Once, Corporate Corp también había conseguido una parte de la distribución de decodificadores en la televisión digital terrestre. Fueron, como mínimo, unos 90.000 decodificadores. Antes de la logística de la TV digital habían cerrado otro negocio en el rubro. Cometrans, una compañía del grupo, se asoció con Ayex, Infobizz y Structure Inteligence en una UTE que, en una licitación del Ministerio de Planificación en 2009, se quedó con la provisión de 330 mil de un total de 1,2 millones de decodificadore s que encargó la Casa Rosada. Las empresas recibieron a cambio 160 millones de pesos.

Ese contrato no fue sin embargo el único acuerdo que tejieron los Cirigliano con el ministro Julio De Vido. En enero, éste logró que el presidente venezolano Hugo Chávez, en un programa televisado, mostrara a las cámaras una “tablet” y la caja que lo contiene, de marca Ken Brown, ambos ensamblados por Corporate Corp. La pequeña computadora portátil, con una pantalla de 7 pulgadas, es capaz de reproducir TV digital. “ Primero, importaremos algunas, pero luego iremos a la construcción de una planta aquí en Venezuela”, señaló en esa ocasión Chávez. Como un recuerdo de ese encuentro, el gobierno de Chávez distribuyó una foto del bolivariano con un producto de Corporate Corp en la mano, flanqueado por un sonriente De Vido.

El martes pasado , Cristina Kirchner hizo una teleconferencia con Chávez en la que formalizaron el acuerdo suscripto por ambos países y por el cual la Argentina venderá tecnología en la implementación de la TV Digital a la nación caribeña. A partir de este acuerdo Argentina “venderá 13 estaciones de transmisión y Venezuela importará en un comienzo 300.000 decodificadores , también hechos en Argentina darán cobertura al 50% del territorio venezolano”, explicó la Presidenta.

El cuerpo principal de los negocios de los Cirigliano, sin embargo, son el transporte. TBA recibió subsidios por las concesiones ferroviarias por$ 980 millones en 2011.

Entre 2006 y 2010 había obtenido $ 1.925 millones, según la Auditoría General de la Nación. También reciben subsidios por los colectivos: tienen 20 de las 135 líneas de la ciudad, líneas de media y larga distancia. Son más de 100 millones de pesos mensuales.

Precisamente con esas líneas de colectivos es que acaban de quedarse con otro negocio financiado por el Estado.

A fines de febrero, el interventor de TBA prohibió que circulen trenes del Sarmiento que no cumplan con requisitos mínimos de seguridad. Las formaciones restantes no alcanzaban para transportar a los pasajeros del ramal. Así, el Estado contrató micros para compensar ese faltantes. Parte de esos micros son del Grupo Plaza, de los Cirigliano.

Te puede interesar