ESCUCHA RADIO MIL9
ESCUCHA RADIO MIL9
sábado 18 mayo 2024
5.4 C
Venado Tuerto
InicioVenado TuertoPor políticas del Gobierno Nacional, el Municipio y la COS el 90%...

Por políticas del Gobierno Nacional, el Municipio y la COS el 90% de Venado Tuerto tiene acceso a cloacas y el 50% al agua potable

cos dosDos de octubre. Al final de la asamblea, ante la presencia de la mayoría de los delegados y de la escribana Karina Bessone, se dio por aprobado el ejercicio número 50. La situación patrimonial de la Cooperativa Obras Sanitarias (COS) es sólida y hay un correcto equilibrio entre recursos y gastos. Los objetivos centrales de la sana administración, cumplidos.

“Este año marca el Cincuentenario de la Cooperativa y reflotamos parte de su historia; fue además un año con matices porque las elecciones definen el año político y necesitamos consensuar los valores tarifarios con el poder concedente, Ejecutivo y Concejo”, dijo Eugenio Debonis durante la ceremonia, y detalló los lineamientos rectores que la COS convirtió en bandera: “crecimos mucho en obras, en lugares donde la gente esperaba redes de saneamiento desde hace años. Allí hay que poner el esfuerzo, porque los servicios de saneamiento implican que trabajemos por la salud y el bienestar de nuestros vecinos. Pudimos llegar a esos lugares y vamos a seguir; el sueño de los venadenses es que toda la ciudad tenga la misma posibilidad de acceso a estos servicios”.

La cooperativa, un emblema en las asociaciones intermedias de la región, continúa un sendero que se prolonga y afirma la potencia de un modelo de organización y gestión bien distinto al promovido desde las usinas privatistas. Es una respuesta de otro modo de gestionar ante los empellones del ideario liberal, que pone su centro en la iniciativa privada y el desarrollo individual. El cooperativismo tiene en Venado Tuerto un caso destacado.

“Nosotros lo que tenemos que tener en claro es que en los últimos seis o siete años de la cooperativa y de la ciudad tuvimos un ritmo de obras en cuanto a saneamiento como nunca lo tuvo en la historia. Estamos muy conformes, por supuesto que siempre falta. Hay un 90% de la población que tiene acceso a las cloacas, que no es lo mismo que la parte geográfica, porque la densidad población es más densa en el centro. Hay lugares que todavía no llegó la cloaca, pero que la población es menor. Y en agua potable es un poco inferior, porque la concesión del servicio se otorgó en el 2003, entonces estamos en un 50% de propiedades con agua en la puerta de su casa”, dice Debonis, en diálogo con el programa Dos en la Ciudad.

La llegada del aporte financiero del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enosa) permite avanzar en la ampliación de las obras cloacales. Es un crédito a 15 años, con una tasa del 9%. Muchas facilidades para que la ciudad continúe su marcha en la extensión de las redes, alcanzando niveles de cobertura poco comunes. El anuncio había sido hecho durante una conferencia de prensa, durante la visita del excandidato a vicegobernador, Alejandro Ramos.
“Ya venimos haciendo gestiones a nivel provincial y nacional, comenzamos cuando estuvo presidiendo la cooperativa Martín Bonadeo. Tenemos un serio tema con lo que llamamos la equidad. La ciudad de Venado Tuerto tiene un servicio totalmente concesionado a la cooperativa, y no recibimos ningún tipo de subsidios. Lo que recibimos fue más que nada de la Nación, y muy poco de la provincia, uno solo de 400 mil pesos en los últimos ocho años. Y creo que merecemos que haya algún tipo de atención, que vean el tipo de subsidios, de las obras, los casos sociales que no podemos resolver. Hace falta decisión política para poner los fondos donde corresponde”, comenta Debonis.

La actividad cooperativa, que implica una mayor participación comunitaria y una reversión de las lógicas de administración propias de la empresa privada, guiada ante todo por el aumento de la rentabilidad, logró que Venado Tuerto tuviera un nivel de accesibilidad que no se encuentra en otras ciudades del interior de la Provincia. La cobertura alcanza cifras muy significativas y el acceso al agua potable se transformó en un derecho: la instalación de las canillas públicas facilitan la posibilidad de contar con el recurso vital para cualquiera de los ciudadanos.
Esas obras fueron llevadas a cabo, en gran medida, con el financiamiento del estado nacional. Es una alianza entre la gestión local, la actividad cooperativa y poder político nacional. La obra del sur, para la impulsión principal por calle Vuelta de Obligado para las cloacas en los barrios San Martín y Gutiérrez, significó un desembolso de 6 millones de pesos por parte de la Nación. Otros 3 millones llegaron para la malla de agua de calle Piacenza y Goumont. También hubo aportes para la obra de red de agua, inaugurada el año pasado, en barrio Rivadavia. Las próximas semanas quedará finalizada su última etapa, que contó con el aporte de otros 3 millones.

 

cos unoEl Banco Credicoop y al Muni, socios destacados

“En el barrio San Vicente quedan ocho manzanas aproximadamente para terminar el barrio, cuando hace cinco años atrás prácticamente no había cloacas desde la calle Quintana hacia el norte. El banco Credicoop ha acompañado de una manera muy importante el desarrollo de la ciudad. El 22 de octubre ponemos en marcha una nueva etapa de la plata de agua potable para mejorar y aumentar la producción, que también financió el banco”, comenta el titular de la cooperativa.

La influencia directa de los fondos nacionales en el desarrollo de las obras que permiten el acceso al agua potable y la propagación de las redes cloacales, se vincula con una línea estratégica en las políticas públicas. Es una decisión de estado. También es una cristalización de esa intencionalidad política. La relación con el gobierno provincial, por el contrario, no siempre fluyó por los carriles colaborativos: “una sola vez nos invitaron al nodo y tuvimos oportunidad de charlar un poco conjuntamente con la gente de Enres, que son quienes nos hacen seguimiento y estudio de tarifas, control de calidad, los tratamientos, y son los que reglamentan todo el servicio sanitario”, dice Debonis.

Esa orientación netamente política queda reflejada en el proyecto de abastecimiento de agua potable para la totalidad de las escuelas de la ciudad como uno de los ejes centrales de las planificaciones de la cooperativa. A partir de esa iniciativa, casi todas las escuelas venadenses cuentan hoy con acceso al agua potable. “Del total de escuelas, nos falta llegar a dos escuelas: la 6391 del barrio Villa Casey y la 789 del barrio Santa Rosa. Ya estamos con el estudio técnico hecho para que antes del inicio del ciclo lectivo ya tengan el agua potable. Esta fue una gestión que la comenzó Martín Bonadeo y la idea era completar todas las escuelas. La última que habilitamos fue hace un mes, que es la que era el anexo del exNacional”, cierra el presidente cooperativo.

Anuncios

Te puede interesar

TE PUEDE INTERESAR

No puedes copiar el contenido de esta página.