ESCUCHA RADIO MIL9
ESCUCHA RADIO MIL9
lunes 17 junio 2024
9.3 C
Venado Tuerto
InicioDestacadasBerabevú, un pueblo agrícola-ganadero que le hace frente a la crisis económica

Berabevú, un pueblo agrícola-ganadero que le hace frente a la crisis económica

(PR/Rocío Guzmán) Los seres humanos construimos. Desde ese instante en que encontr­amos un cubo y lo colocamos encima para crear un edificio o una torre de cartas. Sí, construimos. Construimos una vida, construimos familias, casas, ciudades e ideales. Con estos últimos, transformamos lugares, a veces son cambios mundanos y otras veces asombrosos. Y los hechos asombrosos se convierten en historias que le contamos a nuestros amigos y familiares. Relatos pequeños y hazañas monumentales. Crónicas de éxitos y de fracasos, de crecimiento y de esperanza.

En esta ocasión, Pueblo Regional visitó el Departamento Caseros, sobre la ruta provincial 93, para conocer Berabevú, un pueblo de 2500 habitantes que tiene una historia increíble, y para quienes dicen que tiene un origen incierto, la realidad es que tiene una historia muy rica en materia política y cultural.

Como muchas otras localidades, Berabevú creció alrededor de la estación ferroviaria. Hoy, la principal actividad es la agropecuaria.

El nombre, según explican los historiadores, es una palabra indígena que significa duraznillo. Fundado por iniciativa de Enrique Woodgate en 1902 cuando le encargó el loteo de terrenos a una empresa cordobesa Astrada Hnos., sobre los terrenos que luego fueron puestos a la venta con beneficiosos planes de pago.

El primer tren pasó el 1 de julio de 1902, día que se tomó como fecha de fundación. Por decreto del 2 de julio de 1908 se crea la Comisión de Fomento y en 1907 la Escuela Nacional Nº 29. Luego surgirían el Club Social, Mutual y Cultural Deportivo Berabevú y el Club 9 de Julio.

En el pueblo encontramos una escuela primaria donde también funciona un secundario para adultos y el jardín de infantes.

Su presidente comunal, Tomás Sorribas, es la quinta generación de una familia dedicada al servicio de la localidad desde hace más de 100 años. Este fuerte arraigo con el pueblo, se debe a que el tatarabuelo de Tomás, en el año 1920, fue presidente comunal, mismo camino que luego continuaron su bisabuelo, su abuelo, su padre (pero en su caso como vicepresidente comunal) y ahora el propio Tomás.

Me gusta la política desde muy chico y se da también por esas cuestiones de la vida de que mi tatarabuelo fue presidente comunal en el año 1920, 100 años después fui presidente comunal yo. Mi bisabuelo fue presidente comunal, mi papá fue vicepresidente comunal durante seis años, los cargos fueron ad honorem, por amor a la comunidad y amor al pueblo, así que sería el cuarto presidente comunal, pero si se quiere el quinto, por mi viejo”, contó con una sonrisa el joven mandatario.

Sorribas aseguró que “absorbió de muy chico el compromiso institucional con la Comuna” y que “se va aprendiendo desde pequeño” cuando te cuentan historias. “Todo eso hizo que me guste y me apasione la política”, comentó.

Entendiendo que actualmente se vive un contexto delicado a nivel nacional, Sorribas, afirmó que se considera “socialdemócrata con responsabilidad” incondicional por la proximidad con el vecino.

Los números tienen que cerrar con la gente adentro”, razonó el dirigente. “Me considero un socialdemócrata con responsabilidad porque así somos los que tenemos estos cargos de tanta proximidad con el vecino, no existe el cerrar la puerta en la cara y el gritar ´no hay plata´, porque el problema te toca, y cuando a alguien le llega el agua al cuello, en mayor o menor medida, hay que tratar de solucionarle el problema con responsabilidad, fijando prioridades, cuál es la urgencia, lo inmediato, y que es lo que puede esperar. Los números tienen que cerrar con la gente adentro, porque si no vamos a tener un problema, somos pueblos muy chicos, donde vivimos de una economía primaria agrícola-ganadera, y en la economía circular, el empleado cumple un rol muy importante, porque genera ese circuito de dinero cuando va a la carnicería, al almacén, a la farmacia local”, sostuvo.

Sorribas manifestó que la Comuna, hace esfuerzos inmensurables para fijar prioridades y tratar de que todos esos números cierren con todos los ciudadanos adentro. “A lo mejor en otras comunidades, esa economía que genera la Comuna es más chiquita, en Berabevú ese porcentaje de lo que genera un empleado es mucho más elevado y repercute si uno empieza a recortar, no lo descarto, pero mientras lo pueda evitar y haré lo que pueda para no tener que recortar horas y demás cuestiones. Me manejo con austeridad desde el 10 de diciembre de 2019, cuando asumí y congelé mi sueldo, y el del personal político lo llevamos a niveles medios. Hoy mi salario es de rango medio de lo que es la plantilla de planta permanente, hay dos empleados comunales que tienen más de 30 años en la Comuna y que obviamente ganan más que el presidente comunal, porque debemos dar el ejemplo de austeridad”, afirmó.

El mandatario aseveró que cuando se habla de ajuste, no lo sorprende ya que desde su gestión se viene practicando desde el primer momento. “La austeridad no es algo ajeno a la condición política, que hay que tomarlo en un momento de crisis, la austeridad, el orden y la transparencia es una condición de la actividad política, vos te dedicas a la política y esa es la condición, no es algo externo que conviene en lo discursivo, sino que forma parte de la naturaleza de uno, de cómo está criado, como fue cultivado políticamente, y sale naturalmente, no es ningún esfuerzo”.

Obras en el pueblo

Sorribas señaló que la obra más grande en la localidad fue saber administrar los recursos en medio de una pandemia que lo tomó por sorpresa cuando iniciaba su primer mandato.

Más allá de ese momento de la historia, el mandatario enumeró diversas obras entre las que resaltan los badenes para el escurrimiento del agua, cordón cuneta y el Punto Violeta, este último con el aporte provincial.

En 2020 tuvimos el femicidio de Julieta del Pino, que nos atravesó como comunidad y el gobierno de Omar Perotti nos contuvo y apoyó en esto de recuperar una sociedad que estaba totalmente quebrada. Con ese dinero completamos un edificio con un valor superior a los 15 millones de pesos, que realmente hubo que ser muy audaz para administrar fondos que llegaban devaluados, pero pudimos concretarlo”, contó.

Es de relevancia señalar que los Puntos Violeta son espacios de igualdad de derechos donde las mujeres y personas de la diversidad sexual, distribuidos estratégicamente en todo el territorio provincial, donde se brinda contención y asesoramiento, articulación con organizaciones y asociaciones para proveer de herramientas teóricas y prácticas para el acceso al trabajo, la producción, el empleo y la autonomía económica de mujeres y disidencias; programas de ATR juventudes y propuestas culturales, entre otras iniciativas. Además, allí se trabaja en la prevención y el abordaje integral de situaciones de violencia por motivos de género.

Por otro lado, nombró varias obras de mantenimiento como el techo y la fachada del SAMCo local, que posee servicio de internación y presta cobertura a toda la región.

También se comenzó con la ampliación del hogar de ancianos, la cuota de financiamiento educativo y la refacción de la comisaría.

Hasta ahora nombré obras que si las recorres las podes ver, pero una obra que es significativa es la creación del Gabinete Psicopedagógico, que está dotado con profesionales que atienden a niños desde el jardín de infantes, la primaria y secundaria, que es el desafío para este año. Un niño sano, que crece sano, en un entorno sano, en un pueblo sano, será el futuro dirigente de nuestro pueblo, el futuro presidente comunal, el dirigente de un club o director de una escuela, con ese objetivo se empezó el gabinete y la verdad que está funcionando muy bien”, aseveró.

En la actualidad, más de 20 chicos asisten y han sido diagnosticados y ayudados, con mejoras notorias en la escuela.

Problema habitacional

Berabevú tiene un plan de vivienda llamado “Canasta de Materiales”. Sorribas informó que está gestionando con el gobierno de Maximiliano Pullaro, una redeterminación de los montos para poder culminar con 10 unidades habitacionales pendientes, y dos que pertenecen al programa “Lote Propio”. Estas dos últimas “van con mayor celeridad”.

Relación con Perotti

El mandatario sostuvo que con la gestión de Omar Perotti mantuvo una relación de diálogo. “Practico la diplomacia, no solamente con la palabra sino con hechos, soy una persona muy respetuosa, muchas veces me he sentido escuchado, otras veces no, he sentido que me han respetado y yo también lo he hecho, a pesar de haber sido de signos políticos distintos, pero siempre he tratado de tender puentes, algunas veces fueron fructíferos y otras veces no, pero es un balance en esos cuatro años en que convivimos con pandemia, con un femicidio, con una crisis en lo hídrico terrorífica, aun así hemos podido convivir y avanzar en distintos aspectos, espero ahora que con el nuevo gobierno se tenga mayor celeridad en cuestiones necesarias para el pueblo”, se esperanzó.

En la misma línea el presidente comunal subrayó: “En este mes de gestión veo una actividad constante. Cuando asumimos me encontré en enero con un gobierno provincial que había declarado asueto administrativo, entonces en todo enero no pudimos ir a Santa Fe a gestionar, ahora, en enero de 2024 he podido encontrarme en la Capital con funcionarios en tres oportunidades, y todo ha sido muy expeditivo, encontrarte con funcionarios que te atienden, toman nota y lo que es urgente está resuelto. Veo mucha coordinación, mucho dinamismo, espero que se mantenga y que pueda concretar algunas cuestiones que tenemos pendientes”.

Proyección

La proyección más grande de la gestión de Sorribas, reside en la colocación de asfalto y hormigón. Esta es una necesidad imperiosa del pueblo, que tiene varias cuadras deterioradas.

Mi gran desafío es poder lograr mejorar las calles, seguir haciendo cordón cuneta y badenes. Yo sé que son tiempos difíciles, pero vamos a hacer todo lo posible por conseguir el pavimento”, aseveró.

Seguridad

La localidad cuenta con más de 30 cámaras de seguridad distribuidas estratégicamente en varios puntos. Además, cuenta con dos móviles policiales en óptimas condiciones. “Trato de anticipar grandes dificultades, por eso vamos a reforzar el sistema de cámaras, el tema de guardias y duplicar los esfuerzos, porque la situación económica aprieta y eso es indeclinable, ante las crisis económicas el delito aumenta. Yo soy nacido, criado en Berabevú y recuerdo la etapa entre 1998 y 2002, con situaciones de hurto. Queremos evitar esas situaciones”, declaró.

SAMCo

El jefe comunal contó que junto a autoridades provinciales recorrieron el SAMCo de la localidad haciendo un diagnóstico. “Necesitamos un digitalizador de imagen para el equipo de rayo y un ecógrafo, y la cobertura de dos cargos que ya están creados y las personas que deben ocuparlos están designadas, sólo falta firmar las actas para que empiecen a trabajar, y los empleados que están cubriendo esos puestos puedan continuar más tranquilos, porque el pueblo hace un esfuerzo enorme para cumplir las guardias médicas las 24 horas, y eso lo hace la comunidad y la comisión de SAMCo que trabaja excepcionalmente. Somos de los pocos pueblos de la región que cumple con las guardias de lunes a lunes”, reveló.

Mensaje a la comunidad

No perdamos la esperanza, pero no es algo mágico, sino que es una construcción. La esperanza se construye todos los días, en estos momentos de crisis debemos construir esas esperanzas, ¿y cómo hacerlo? con mayor participación en las instituciones barriales y comunales. Yo sé que cuesta, pero la media hora, la hora que tengamos libre dediquémosla a una institución. Despejemos nuestra mente y hablemos con el vecino de los problemas que tenemos en común, sólo así podremos resolverlos”.

 

Te puede interesar

TE PUEDE INTERESAR

No puedes copiar el contenido de esta página.