ESCUCHA RADIO MIL9
ESCUCHA RADIO MIL9
domingo 16 junio 2024
12.1 C
Venado Tuerto
InicioArteLa Vieja Putrefacta presentó Venado Muerto y su show fue un ritual

La Vieja Putrefacta presentó Venado Muerto y su show fue un ritual

(PR/Alan Hernández) El sábado pasado, la súper banda de rock n’ roll, La Vieja Putrefacta, inauguró en vivo su tercer álbum, ‘Venado Muerto’, en ‘Multiespacio 1927’ y la fiesta fue total. El show duro una hora y media y contó en la previa, con la presencia de Vitto Cervesato.

A sala llena y con un público que esperó el espectáculo durante meses, la banda de origen venadense, se brindó por completo, tanto lo estético, como lo musical, estuvo a la altura de las circunstancias.

Apenas se levantó el telón se pudo escuchar al ritmo, de Highway to Hell de ACDC, una frase que decía “Hay viene el Loco Ezequiel”, provocando la entrada del cantante.
Rozada, vestido y transformado en la propia Vieja Putrefacta, ingresó al escenario con dos revolver a cebita, disparando a fuego indiscriminado contra sus compañeros, quienes estaban caracterizados como venados, en clara alusión a la tapa y nombre del último material de la banda ‘Venado Muerto’.

Luego de la teatralización, comenzó el ritual putrefacto y tras el saludo del Loco Ezequiel a su público, Javier Fraix, a puro punteo de viola, le dio inicio a la música con el tema ‘Súper Mario’. Tras eso, se vino uno de los temas más esperados de la noche “En Venado hay una banda de caretas” reza la primera frase y la gente estalla de felicidad en cada pausa que tiene la canción para demostrarle el afecto a la banda.

Los recitados a lo Cafrune y la crítica contra las instituciones y los patrones que pagan mal, fueron un bálsamo durante toda la noche para una sociedad cansada, que aplaudía hasta gastarse las manos.

Es cierto que uno de los puntos más altos de la noche se vivió cuando el clan venadense decidió tocar ‘A quemar’ y el Loco Ezequiel, fiel a su estilo irónico, manifestó que esta “es una canción que está sonando mucho en Francia… si en Francia e Hipólito Irigoyen”, en referencia a las calles donde se encuentra ubicado este colegio católico, desatando las carcajadas de los presentes. Sin embargo, ese no sería el único momento en cuestión sobre ese tema, ya que durante el estribillo, decenas de jóvenes se sumaban cantando el clásico “A quemar”.

Desde el fondo, manejando el barco con sutileza, el baterista Marcos ‘Chapu’ Aguirre, no solo la rompió con su instrumento, sino que también acompañó en los coros en muchas de las canciones, lo que le dio al show un agregado cautivante.

Como siempre hubo tiempo para las brillantes combinaciones de bajo y guitarra, que concretaron con creces Esteban Mir y Javier Fraix. Al bajista se lo vio lucirse en varias canciones, sobretodo en Molina, creando un tema de misterio superlativo.
La frutilla del postre fue un cover de ‘Crazy Train’ de Black Sabbath, pero traducido al castellano y con un mensaje fuertísimo y positivo.

Claro, porque fue una presentación histórica, que duró una hora y media y que recorrió los tres discos que posee la banda, un show que se convirtió en ritual y que puso al establishment de rodillas ante los ojos de la ciudad.

Te puede interesar

TE PUEDE INTERESAR

No puedes copiar el contenido de esta página.