martes 29 noviembre 2022
23.8 C
Venado Tuerto
InicioProducción agropecuariaProducen lo que consumen, tienen su comedor y está prohibido el celular...

Producen lo que consumen, tienen su comedor y está prohibido el celular en un colegio de Venado

El Centro Agrotécnico Regional (CAR), ubicado sobre ruta 33 a unos 10 kilómetros del centro de Venado Tuerto, tiene particularidades que lo hacen único en el país. Sus alumnos, alrededor de 700, producen el propio alimento que consumen a diario y el remanente lo destinan a la comercialización a través de un puesto de venta urbano, posee transporte propio para trasladar a sus estudiantes que viven en la ciudad y en pueblos vecinos y tiene en carpeta la producción de vino en el mediano plazo y de nueces pecan. No existe el uso de celular como en la mayoría de los establecimientos educativos y los alumnos que lo lleven deben dejarlo antes de ingresar al predio. Tampoco están permitidas las medidas de fuerzas como los paros.

El CAR fue fundado en el año 1967 y desde ese año aglutinó a jóvenes estudiantes de Venado Tuerto y de la región. Actualmente asisten más de 600 alumnos en todos sus niveles y tiene la matrícula cubierta hasta el próximo año. El 40% del alumnado es de pueblos vecinos (y de provincias vecinas también) y es un colegio mixto que congrega a un 42% de mujeres y el resto de varones.

En cuanto a las normas de convivencia dentro del inmenso predio, la más interesante es quizás el hecho de que a sus alumnos no se les permite el uso de la telefonía celular dentro del establecimiento; ni siquiera en los recreos ya que los que lo llevan (ya casi no lo hacen) deben dejarlo depositado en un lugar específico y retirarlos una vez que se cumple la doble jornada de escolaridad. Sólo pueden llevarlo pero no usarlo, los alumnos que no son de la ciudad de Venado Tuerto y que son alrededor del 40% del alumnado.

La particular medida del no uso del celular entre sus alumnos y docentes no sólo obedece a la rigurosidad con la cual se maneja el colegio sino que también tiene que ver con cuestiones de seguridad. Su responsable legal y artífice del CAR en la actualidad, Mario Huber, explicó que «el celular no se permite en nuestra institución por cuestiones que hacen a la seguridad del alumnado además de que de ese modo la integración entre alumnos es más general».

Concurren diariamente 700 personas, en el comedor escolar. La comida es producida por los alumnos y se necesitan dos vacas semanales para abastecer la demanda.

Viaje de estudios

Durante el último viaje de estudios de chicos del tercer año del CAR, las autoridades impidieron que los jóvenes alumnos llevaran sus celulares y la medida fue festejada por gran parte de los viajeros. El alumno de tercer año, Máximo Polanco, explicó su vivencia durante el último viaje de estudio. «Me parece correcto que no se haya llevado el celular al viaje de estudio ya que no lo veo necesario. Gracias a eso me pude relacionar mejor con mis compañeros con los cuales no lo hago habitualmente».

Agregó que «desde mi punto de vista al tener un celular el único rol que cumpliría sería el de distraernos y eso le quitaría emoción y buenos momentos al viaje. No lo veo necesario al uso del celular ni en el viaje ni en la escuela. Sería un objeto de distracción poco útil. Además pienso que empeoraría el aprendizaje».
En la misma sintonía se expresó Santiago Pozzi quien dijo que «el no uso del celular en los viajes de estudios está bien ya que nos ayuda como grupo a estar bien y estar unidos compartiendo más momentos con nuestros compañeros. En lo personal también fue muy positivo ya que aprendo a estar algunos días sin el celular cosa que en el día a día para difícil en la actualidad. De ese modo pude desconectarme y disfrutar más del viaje con mis compañeros de aula».

En el laboratorio del CAR se realizan trabajos constantemente vinculados a la actividad agropecuaria.

En el laboratorio del CAR se realizan trabajos constantemente vinculados a la actividad agropecuaria.

Sin paros sindicales

El alma mater del colegio, Mario Huber, explicó que tampoco se permiten las medidas de fuerzas de los distintos gremios. «Acá tenemos trabajadores rurales, del sindicato de transportistas, docentes, colectiveros entre tantos empleados y en este establecimiento educativo se trabaja los 365 días del año ya que los animales deben ser atendidos, las vacas deben ser ordeñadas y las actividades del campo son necesarias las 24 horas del día y todos los días».

EL CAR
En un predio de 147 hectáreas el Centro Agrotécnico realiza una oferta educativa de doble jornada que, combina diferentes áreas de formación a lo largo de tres niveles: Inicial, Enseñanza Primaria (en el marco de la inédita Escuela Primaria Agroecológica, primera en su tipo en Argentina, fundada en 1993) y Educación Media. Los protagonistas del proyecto son alrededor de 1000 niños y jóvenes venadenses y de la zona de influencia.

Desde sus orígenes, en 1967, y en constante crecimiento, la institución constituye un espacio de formación de jóvenes, en una integralidad que subraya y empodera la educación que se centra en el abordaje teórico- práctico vinculado a la ciencia y a lo agropecuario y sus afines.

El colegio resguarda la educación de Modalidad Agrotécnica conjugando una identidad forjada en el respeto por los valores primeros y las tradiciones y una mirada alerta que, rescatando el potencial del campo, no desaprovecha, de la mano de las ciencias y de la tecnología, toda oportunidad de crecimiento e innovación.

Por este motivo, actualmente, conviven en el centro dos modalidades de Educación Secundaria: la agropecuaria y el novedoso Bachiller en Ciencias Naturales Con Formación Complementaria en Biotecnología. En ambas se produce el desarrollo de aprendizajes no sólo teóricos sino experienciales, mediante una amplia variedad de posibilidades prácticas en un entorno natural prodigioso, un espacio que permite alojar la vida animal y vegetal y una serie de recursos productivos que posibilitan la autosustentabilidad del comedor escolar (al que concurren diariamente 700 personas, entre adultos y alumnos), la comercialización de parte de lo manufacturado y, además, la concreción de gestos de colaboración con entidades intermedias.

Junto a los diferentes talleres teórico- prácticos de la propuesta agro y de los trayectos de la formación biotecnológica, desde los ’90, el CAR ofrece también cursados que se enriquecen con la posibilidad de pasantías internas y en el exterior del colegio, prácticas profesionalizantesdesplegadas a lo largo de todo el ciclo orientado. Las mismas se completan con la posibilidad de efectuar intercambios internacionales generados en el marco de convenios firmados con diferentes países, especialmente y, en vigencia, con Croacia, Italia, Francia y Países Bajos.

Alrededor de 700 alumnos a diario pasan por el Centro Agrotécnico Regional (CAR) de Venado Tuerto.

Alrededor de 700 alumnos a diario pasan por el Centro Agrotécnico Regional (CAR) de Venado Tuerto.

Fuente: La Capital

Te puede interesar